De nuevo la sinestralidad  afecta al campo. En esta ocasión ha sido un agricultor de 82 años que estaba realizando los preparativos para vendimiar el sábado yque acabó chocando contra un muro de piedra, volcando el tractor y atrapándolo debajo del vehículo. Sus vecinos han coincidido en opinar que dada su edad (82 años)  «ya no debería conducir un tractor», si bien señalan que era algo que le gustaba y que por eso continuaba realizando trabajos agrícolas.

El siniestro tuvo lugar en torno a las 13,25 horas del jueves 3 en el lugar denominado Vila de esta localidad de Boborás y el 112 alertaba a los servicios de emergencia, desplazándose hasta el lugar un helicóptero medicalizado del 061, una dotación del Parque de Bomberos de Carballiño y O Ribeiro, el equipo de atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, el Grupo de Emergencias Supramunicipal de Avión que presta cobertura asistencial a este municipio y miembros de la agrupación de Protección Civil de Boborás.

Sin embargo, nada se pudo hacer para salvarle la vida. Los equipos de emergencias levantaron el tractor y lo apuntalaron con el fin de que los sanitarios y el forense pudiesen examinar el cuerpo y trabajar con toda seguridad.

El equipo de atestados de la Guardia Civil llevó a cabo las correspondientes investigaciones para determinar las causas del accidente que costó la vida a este vecino de Boborás.

Según recoge laregion.es, residentes de Pazos de Arenteiro expresaban su consternación por lo sucedido. Según indicaron, Manuel Rodríguez debía estar realizando los preparativos necesarios para hacer la vendimia, que tenía previsto para el próximo sábado. Nadie encontraba ayer una explicación sobre los motivos de tan grave siniestro, que se producía cuando Manuel Rodríguez se dirigía hacia su casa y chocó contra el muro de un viñedo

La Guardia Civil continuará las investigaciones con vistas a aclarar el motivo por el que se produjo el choque contra el muro en un lugar de buena visibilidad y en un vial lo suficientemente ancho para conducir con seguridad.