Un hombre de 61 años falleció en la mañana de este lunes 20 al volcar de un tractor en la finca Quinto Vacas, ubicada en el término municipal de La Coronada dedicada a labores agroganaderas. Según los datos aportados por el Centro de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura, el accidente se produjo en torno a las 10.34 horas.

El fallecido es Ramón Rodríguez, vecino de la propia localidad de La Coronada. Estaba casado y tenía dos hijos, según recoge hoy.es.

Hasta el lugar de los hechos en la finca de labores agroganaderas se desplazó personal sanitario del consultorio, que no pudo hacer nada por el hombre que finalmente falleció. Hasta el lugar del accidente también se trasladó una patrulla de la Guardia Civil de Cáceres.

Se trata del primer accidente laboral en el campo con resultado de muerte en la región en lo que ha transcurrido de 2020. El año pasado al menos dos personas fallecieron por accidentes producidos por vuelcos de tractores. En mayo, un vecino de Berzocana de 55 años falleció al quedar atrapado por un vehículo que arrastraba un remolque cargado de arena. En junio, un hombre de 69 años también falleció cerca de Almendralejo cuando una rueda del vehículo agrícola que conducía se salió de la vía y volcó debido al desnivel que había.

Cae en Málaga y Córdoba una red que fabricaba tabaco de manera clandestina

Por otro lado, una organización dedicada a la fabricación clandestina de cajetillas de tabaco ha sido desarticulada en una operación conjunta de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria en las provincias de Málaga y Córdoba, que se ha saldado con la detención de siete personas.

El grupo disponía de unas instalaciones para fabricar los cigarrillos en la localidad malagueña de Sedella, mientras que en Aguilar de la Frontera (Córdoba) contaba con una nave industrial en la que almacenaba la mercancía, según ha informado este lunes el Ministerio del Interior en un comunicado.

En la actuación han sido detenidas siete personas como presuntas autoras de los delitos de contrabando, contra la propiedad industrial y contra la Hacienda Pública, tres de ellas de nacionalidad ucraniana, otras tantas de Letonia y una de Rusia, y seis de ellas han ingresado en prisión por orden judicial.

La investigación comenzó en marzo del pasado año, tras una información que alertaba sobre la llegada a España de un ciudadano ruso que tenía como objetivo trabajar en una fábrica clandestina de tabaco de Málaga.

A partir del seguimiento de este hombre y otro compatriota, los agentes centraron las pesquisas en una vivienda situada en una zona de difícil acceso de la sierra de la Axarquía, en el municipio malagueño de Sedella.

(Foto principal: Archivo sin relación con la noticia)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here