Hoy es un día muy triste y de profundo pesar para toda la familia Pastores y para todo el mundo del ovino y caprino en general. Francisco Marcén, conocido por la mayoría como Paco, ha fallecido en la mañana de este miércoles 24 tras sufrir una larga enfermedad, en paz y rodeado de su familia y amigos.

Paco había cumplido 65 años la semana pasada y llevaba 2 años retirado de la gestión oficial de la cooperativa, aunque siguió ayudando al sector hasta el final, con su visión y amplia experiencia de 4 décadas dedicadas al ovino.

UNA VIDA PRO Y PARA LOS GANADEROS DEL OVINO

Francisco Manuel Marcén Bosque nació en Zuera el 16 de marzo de 1956 y tenía 2 hijos. En 1981 fundó Carne Aragón, cooperativa primigenia de lo que hoy es Pastores Grupo Cooperativo, junto a otros 19 ganaderos de ovino. Durante 36 años (de 1983 a 2019) fue director general de la cooperativa y pieza clave en su crecimiento, destacando su papel en los diferentes procesos de fusión con otras cooperativas y su apuesta por la diferenciación, el Ternasco de Aragón, la exportación, la innovación y el marketing.

El mundo ovino fue la pasión de Paco. Comprometido con la mejora de la rentabilidad y la calidad de vida de los ganaderos de ovino, participó activamente en el desarrollo del sector. Fue presidente del sector ovino de Cooperativas Agroalimentarias de España durante diez años, en los que perteneció al Comité consultivo de ovino y caprino de la Unión Europea.

Lideró la creación de la Interprofesional del ovino y caprino de España, Interovic, de la que fue su presidente de 2015 a 2019, impulsando el modelo de financiación que ha permitido a todo el sector acometer juntos grandes campañas de promoción del cordero nacional, impensables hace tan solo unos pocos años.

En 2018, Paco Marcén ofreció su última entrevista en agroinformacion.com donde, antes incluso de que nadie pudiera pensar en una pandemia como la actual, señalaba que el sector del ovino español «está dando ejemplo» a la ganadería y a la agricultura nacional de lo que es la integración cooperativa «a pesar de que es de los sectores más pobres que hay».

Para Marcén, cuando el cooperativismo alcanza un «nivel fuerte» de integración «todo el sector» acaba beneficiándose, por lo que valora estos ejemplos de asociacionismo y anima a seguir en esta senda. Descanse en paz.