Fademur, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de España, y Bardos, bodega ribereña de la compañía de Vinos Vintae, se unen para crear el Proyecto Clea, con el que cada año impulsarán el emprendimiento femenino en el medio rural. La bodega aportará 7.000 euros anuales al Proyecto Clea. El plazo para participar estará abierto hasta el 31 de octubre.

Clea nace en los viñedos más inhóspitos de la Ribera burgalesa y soriana, una zona que en Bodega Bardos conocen bien, con páramos a casi mil metros de altitud. Las condiciones allí son tan duras que las viejas vides sacan lo mejor de sí, como también lo hacen las valientes mujeres que cuidan de ellas. En muchos casos la historia las ha relegado a un segundo plano, «pero han sido, y siguen siendo, esenciales para el mantenimiento de las explotaciones agrícolas y de la vida en el medio rural», explica Richi Arambarri, director general de Bodega Bardos.

Lo saben bien en la organización que las representa, Fademur. La federación de mujeres rurales se esfuerza por sacar a la luz el trabajo invisible que miles de mujeres rurales desempeñan cada día en el medio rural de nuestro país. Lo hace impulsando la Ley que ayudó a lanzar en 2011 para reconocer la titularidad compartida de las explotaciones agrarias, difundiendo el trabajo de las mujeres de los pueblos ante el resto de la sociedad o promoviendo negocios de mujeres rurales desde su lanzadera de emprendimiento rural Ruraltivity, la cual cuenta con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030

En Fademur también canalizan estos esfuerzos a través de alianzas con el sector privado responsable, como hace ahora con Bodega Bardos para lanzar el Proyecto Clea. Con esta iniciativa, ambas entidades impulsarán los proyectos rurales que destaquen por el empoderamiento que supongan para las mujeres, su impacto en el territorio, su sostenibilidad y la innovación que impliquen.

«Con Clea, les rendimos homenaje, y qué mejor que hacerlo en forma de apoyo a las emprendedoras y de la mano de FADEMUR, que lleva décadas defendiendo la figura de la mujer rural. Por eso hemos decidido impulsar con ellas un proyecto de emprendimiento femenino en el medio rural cada año», explica Arambarri. Bodega Bardos aportará 7.000 euros anuales para fomentar la inclusión femenina y el desarrollo económico de proyectos que aporten valor.

Las mujeres que necesiten un empujón para comenzar o continuar con su proyecto emprendedor rural, pueden inscribirse hasta el 31 de octubre en la web de la lanzadera de emprendimiento rural de Fademur, Ruraltivity, donde también se pueden consultar las bases de participación.

Después, un comité formado por Fademur y la bodega, elegirá el proyecto ganador de este emprendimiento femenino en el medio rural. El comité tendrá en cuenta el número de mujeres que participan o lideran el proyecto y aspectos como el impacto social, su contribución a la lucha contra la despoblación o su sostenibilidad medioambiental. También se valorarán las sinergias con otros sectores y el grado de innovación y transformación digital.

EL VINO Y LAS MUJERES RURALES

Clea Crianza es un vino atractivo, con mucha fruta, el regaliz típico del tempranillo y notas de la crianza de 14 meses en roble nuevo francés. Posee un equilibrio que solo aportan esos viñedos viejos plantados en altitud y una elaboración artesanal, para respetar el fruto del trabajo en la zona más inhóspita y difícil de Ribera.

Bodegas Bardos (Fuentemolinos, Burgos) es el proyecto de Ribera del Duero de la compañía de origen riojano Vintae. Tras lanzar sus primeros proyectos de Rioja, los hermanos Arambarri, fundadores de la compañía, decidieron explorar otras zonas vinícolas de España. En 2004 descubrieron esta zona tan especial de Ribera, alejada de la «milla de oro» ribereña, con las condiciones climáticas más severas de la denominación, y también algunos de sus mejores viñedos.

Además de sus bodegas en Ribera y Rioja (Hacienda López de Haro), Vintae elabora vino en otras 13 denominaciones en España y Chile con etiquetas tan reconocidas como Matsu en Toro, Aroa en Navarra, Libalis en Valles de Sadacia, el Proyecto Garnachas o la colección de blancos Atlantis.