La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), representada por su presidenta,Teresa López López, ha acudido este viernes 19 al Congreso de los Diputados para reunirse con el grupo de trabajo sobre Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la Comisión de Reconstrucción Social y Económica y defender cómo se debe reconstruir el país «sin dejar a los pueblos atrás».

La representate de Fademur ha llevado un claro mensaje al encuentro: «Se presenta al mundo rural como un lugar resistente al virus y eso es falso […] puede llevarnos a tomar decisiones muy peligrosas».

Y es que el medio rural, caracterizado por el despoblamiento, la baja densidad demográfica, los espacios abiertos y la escasez de medios de transporte público, es poco favorable a la propagación del virus. Sin embargo, esto no implica que los pueblos sean más resistentes ante él. De hecho, sucede todo lo contrario. Tal y como ha apuntado la presidenta de FADEMUR, «en las zonas rurales donde el virus ha estado presente los efectos han sido terribles». Esto se debe a la ausencia de recursos sanitarios en amplias zonas rurales.

Por eso, FADEMUR ha centrado su comparecencia en proponer cincuenta medidas para reconstruir el país y fortalecer los recursos de los pueblos, especialmente los relacionados con la salud y los cuidados. La organización confía en que devolviendo los servicios básicos a los pueblos se crea empleo en ellos a la vez que se hace justicia con sus habitantes. «Es la oportunidad que tenemos de construir un país mejor y luchar contra las desigualdades que veníamos arrastrando antes de la pandemia», ha concluido López en su intervención en el grupo de trabajo sobre Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la Comisión de Reconstrucción Social y Económica.