A través de talleres para mejorar la calidad de vida de las personas mayores del medio rural, la organización Fademur pretende evitar situaciones de dependencia en los pueblos que normalmente asumen las mujeres. La primera de estas actividades se ha celebrado este martes 6 en Cirelluelo de Abajo (Burgos).

En esta localidad hay censadas poco más de doscientas personas, con un alto porcentaje de ellas en avanzada edad. Como en otras muchas poblaciones rurales, el acceso a servicios básicos, incluidos aquellos relacionados con la sanidad y los cuidados, es dificultoso, especialmente para la población mayor. Por eso, en los pueblos este colectivo necesita unas atenciones cuando envejece que suelen asumir las mujeres con una frecuencia incluso mayor que en las ciudades.

Para reducir esta sobrecarga de cuidados y mejorar la calidad de vida de las personas mayores, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FFademur ) está desarrollando un programa que promueve el envejecimiento saludable de las y los mayores del medio rural: «Cuidándonos para un Futuro Mejor».

Al igual que ha venido haciendo en anteriores ediciones del programa, Fademur imparte talleres en los que trabaja directamente con población mayor mejorar su actividad física y cognitiva, fortaleciendo las relaciones sociales y afectivas e impulsando el cambio a hábitos saludables que lleva a las personas mayores a mantener sus aptitudes y, así, su independencia.

Momento del taller celebrado hoy en Cirelluelo de Abajo.Fademur ha celebrado heste martes 6 en Cirelluelo de Abajo el primero de esos talleres. «Hemos trabajado la alimentación y las diferentes respuestas del cerebro a ello. En el taller han participado 24 personas mayores, lo que desde la óptica urbana puede parecer una minucia pero aquí supone casi un 12% de la población», han explicado.

La organización continuará celebrando actividades como esta en pueblos similares por todo el territorio. «Confiamos en el efecto multiplicador que tienen estos talleres; quienes participan difunden lo aprendido entre su círculo y, de esta manera, conseguimos llegar a más personas», han dicho desde Fademur señalando, también, la campaña de sensibilización y promoción de un envejecimiento saludable que difunden dentro del programa.

«Los mayores tenían muchas ganas de retomar al 100% los talleres presenciales tras ser vacunados, las medidas de aislamiento les han afectado mucho más que al resto de la población», han indicado desde Fademur. Sin embargo, esta iniciativa continuará contando con otros recursos más allá de las actividades presenciales, como el calendario descargable para acompañar su envejecimiento saludable día a día. Todos estos recursos son accesibles en el apartado que la web de Fademur destina a este tema.