La secretaria general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Toledo, y presidenta de FADEMUR Castilla-La Mancha, Elisa Fernández, ha advertido en una rueda de prensa en Talavera de la Reina que la falta de Presupuestos en la región está afectando al empleo de la mujer rural, a la vez que ha explicado la posición de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, tras las reuniones mantenidas tanto con la directora provincial del Instituto de la Mujer en Toledo, Charo Navas, como con el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás.

Fernández ha explicado que la postura de la organización agraria ya quedó explicada en fechas recientes pero preocupa mucho cómo la falt de presupuestos afecta de manera directa al empleo de las mujeres en el entorno rural. En este sentido, mientras que FADEMUR ha apostado de manera decidida por la titularidad compartida e incorporación de mujeres sea una realidad, al no haber presupuestos corre peligro la normativa de 2017.

«Si no hay presupuesto, tenemos serias dudas de que salga adelante a convocatoria de incorporación de jóvenes de 2017»

Elisa Fernández ha recordado que el año pasado «de las 1.800 incorporaciones solicitadas, 487 corresponden a mujeres y, concretamente, 72 son de titularidad compartida, de manera que a las mujeres de FADEMUR nos preocupa que la no aprobación del presupuesto suponga retroceso en los avances».

Esta medida de falta de Presupuestos afecta de manera directa sobre el empleo de la mujer pues «esperábamos que en durante el mes de mayo o junio saliese la convocatoria de incorporación de jóvenes de 2017, una medida que necesitan muchos jóvenes de Castilla-La Mancha para incorporarse al campo. Pero si se mantiene esta falta de Presupuestos, tenemos serias dudas de que salga adelante», ha dicho Fernández, quien ha animado al grupo parlamentario de Podemos a reconsiderar su postura para que proyectos como el citado sean una realidad.

Entre otras cuestiones como el servicio de ayuda a domicilio también se verá afectado de manera directa y muy drástica. «Supone un nicho de empleo para mujeres fundamentalmente, es importante a nivel social y de empleo. Para que os hagáis una idea, en los presupuestos que se deberían haber aprobado se incluía un aumento más que considerable en esta partida: en 2016 se invirtieron 36 millones mientras que para el año 2017 se contemplaba 39 millones, ¡casi 3 millones de incremento!. Habría más mujeres trabajando en sus propios pueblos en los servicios de ayuda a domicilio. Se trata de algo fundamental porque el medio rural cada vez está más envejecido y se necesita este servicio».

En este sentido, y relacionado con esta falta de Presupuestos, «podemos decir que estaba previsto aumentar las plazas de residencias para dependientes. Solo en Toledo provincia suponen 220 plazas más de residencias para dependientes. Esto iba a suponer una contratación de 24 profesionales». La presidenta de FADEMUR ha recordado que 13.000 familias que tienen alguna persona con discapacidad esperan la aprobación de los presupuestos 2017 para no quedarse sin protección, así como el Centro de Discapacitados Intelectuales Graves que está a punto de abrirse en Talavera de la Reina y ahora no sabemos si se materializará. Iba a suponer la contratación de 57 profesionales».

Desde FADEMUR Castilla-La Mancha se considera grave que en la partida de Educación no se podrá contratar nuevos profesores porque no se puede bajar las ratios. Asimismo, está en peligro la construcción de nuevos colegios que se había programado y «dando un paso más allá que afecta al entorno rural de manera directa, estaba contemplado en los presupuestos retirar 30 aulas prefabricadas en la región, y el 90 % de ellas está en Toledo»

«Pero nos preocupan otras cuestiones que afectan de manera directa a la Mujer, como por ejemplo al respecto del Instituto de la Mujer. Desde FADEMUR dimos mucha importancia a que se recuperaran las ayudas destinadas a fomentar y ayudar al funcionamiento de asociaciones de mujeres para los pueblos. Curiosamente el Gobierno anterior las retiró y se habían recuperado ahora. Un tipo de ayudas y subvenciones al asociacionismo femenino en los municipios que daba un interesante impulso a su funcionamiento, a la puesta en marcha de actividades».