La organización agraria La Unión de Extremadura ha denunciado este viernes 2 que la región podría perder 30 millones de euros en el sector vitivinícola por decisión de la Junta de Extremadura de no abrir nuevas convocatorias de ayudas al vino, en especial para la reestructuración y reconversión del viñedo.

En un comunicado, esta organización recuerda que el pasado 18 de julio entró en vigor la nueva normativa comunitaria sobre la OCM del Vino, en lo que respecta a los programas nacionales de apoyo al sector vitivinícola.

Este programa tiene un presupuesto anual de 210,3 millones de euros para toda España, de los que 72,5 millones de euros se han presupuestado para la reestructuración y reconversión del viñedo.

La Unión destaca que Extremadura, con sus 84.939 hectáreas de viñas es el segundo productor a nivel estatal, con casi el 9 por ciento de la superficie de España.

Además, asegura que es una comunidad donde la mayor parte de sus vinos se venden a granel «por lo que es imprescindible el cambio de modelo de producción para adaptarlo a las exigencias del mercado».

Por este motivo, dice no entender la política de la Junta de Extremadura de no abrir nuevas convocatorias de ayudas al vino para la presentación de solicitudes de ayuda para la reestructuración y reconversión del viñedo en el marco del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español 2014-2018. 

A su juicio, este hecho supone que los agricultores extremeños «van a perder 10 millones de euros anuales de presupuestos comunitarios para modernizar el viñedo de la Región porque la Consejería de Agricultura no lo ha solicitado».

La Unión de Extremadura exige a la Consejería de Medio Ambiente y Rural el cambio radical en su política hacia los viticultores y que de manera inmediata convoque las ayudas para financiar la Reestructuración y Reconversión del viñedo en la Región.

De no producirse esta convocatoria, afirma que se verán obligados a pedirle al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, el cese inmediato de la titular de la Consejería, Begoña García Bernal.