Juan Metidieri, presidente de Apag Extremadura Asaja, considera que desde la Dirección General de Política Agraria Comunitaria de la Junta de Extremadura «quieren hacer gala de diálogo cuando lo que practican es la imposición», al publicar este viernes 4 en el DOE las Extremadura es la primera CCAA que publica las flexibilidades de los eco-regímenes previstos en la nueva reforma de la PAC para 2023 pero en la que se han quedado cortas.

La organización agraria comparte todas las medidas incluidas en el DOE, publicado por la Junta de Extremadura, pero las considera insuficientes ya que se quedan demandas sin atender. Para Apag Extremadura Asaja, no es de recibo que se convoque la reunión este viernes 4 para tratar un tema ya cerrado y publicado en el DOE.

Para Metidieri estas las flexibilidades de los eco-regímenes, además de ser «impuestas», llegan tarde porque algunas explotaciones, como la de los cereales de invierno, ya tienen cerradas sus planificaciones e incluso ya están sembrando.

Apag Extremadura Asaja también considera que desde la Junta no se han contemplado medidas de flexibilización necesarias como la de poder aplicar fitosanitarios en las cubiertas vivas e inertes en cultivos permanentes como olivar, viñas y frutales.

En el encuentro, el director general de la PAC, Javier Gonzalo, ha indicado que en pastos en vez de 120 días de pastoreo al año ahora se rebajan a 90 días; con relación a la siembra en la rotación de cultivos se rebaja del 50 al 25 % de terreno, y se sube la superficie de barbecho del 20 al 40%. Además, en los leñosos se reduce el periodo en el que debe permanecer la cubierta vegetal viva.

Asimismo, Javier Gonzalo ha subrayado que los eco regímenes tratan de reducir el uso de fertilizantes, fitosanitarios y los altos costes derivados de la situación de guerra, por tanto, insiste en que son medidas que ayudan al campo y que afectarán a la próxima campaña de la PAC.