A mediados de noviembre, la Xunta de Galicia anunció que Galicia iba a estar entre las primeras comunidades en pagar los anticipos de las ayudas de la PAC 2023. Asimismo se aventuró a exaltarse de que el FOGGA realizaría el pago del 70% de la ayuda total en el anticipo y del 90% en las ayudas de saldo.

Un mes más tarde, desde el Sindicato Labrador Gallego-Comisiones Labradoras (SLG-CCLL) denunciaba públicamente que estos pagos estaban todavía en su mayoría sin realizar. A través de una agencia de prensa, la Consellaría del Medio Rural los acusó de faltar a la verdad, si bien al mismo tiempo admitió que los pagos correspondientes a diciembre no habían sido efectuados.

La realidad se imponen. Y, a día de hoy, 4 de enero del 2024, la Consellaría del Medio Rural sigue sin pagar la PAC 2023. «Es decir, la Xunta de Galicia no solo no realizó el anunciado adelanto de la PAC, sino que ni tan siquiera la está pagando en tiempo», denuncia la organización agraria.

Como norma general los pagos son inferiores a los realizados en otras fechas, ingresándose menos conceptos. Así, hay un número considerable de granjas que no cobraron los derechos de la Ayuda Básica a la Renta para la Sostenibilidade (ABRS), ni el pago redistributivo asociado. Hasta ahora, los pagos equivalentes habían sido cobrados siempre en el mes de diciembre.

Desde el SLG-CCLL consideran que esta situación de incertidumbre económica en la que se encuentran millares de granjas gallegas se debe «a la mala organización de la Consellaría del Medio Rural, que no está dotando al Fondo Gallego de Garantía Agraria (FOGGA) de personal bastante para poder tramitar los expedientes en tiempo. Ni tan siquiera se hizo pública una fecha aproximada para la publicación de las personas beneficiarias».

De igual manera acontece con las cuantías asociadas a los eco-regímenes, que históricamente también se venían cobrando en diciembre, y que este año a 4 de enero todavía no ha cobrado nadie.

TEMEN QUE “LA XUNTA DE GALICIA VUELVA OPERAR UNA EXCLUSIÓN MASIVA DE GRANJAS QUE SÍ CUMPLEN LOS REQUISITOS PARA PERCIBIRLAS»

Engrosando «el listado de consecuencias de la dejadez de la equipa liderada por el Conselleiro José Vázquez», el SLG destaca que a 4 de enero tampoco están publicadas todavía las concesiones correspondientes a las ayudas integradas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Galicia, tales cómo las de pastoreo, pastoreo en zonas de grandes carnívoros, producción ecológica o agroambientales. Se trata de ayudas que abarcan 5 años de actividad productiva, pagos muy importantes para la viabilidad de las granjas, con 300€/Ha. para ecológico o 160€/Ha. en el caso del pastoreo en áreas con grandes carnívoros.

Por eso, se da la circunstancia de que «a día de hoy ninguna persona labradora de las que solicitaron estas ayudas entre marzo y junio del 2023, sabe si las va a percibir. A esta incertidumbre se añade además la preocupación ante la posibilidad de que la Xunta de Galicia vuelva operar una exclusión masiva de granjas que sí cumplen los requisitos para percibirlas».

De igual manera, a 4 de enero del 2024, un año después de ser publicada la Orden en el 2023, tampoco se sabe que incorporaciones, planes de mejora y ayudas a pequeñas explotaciones fueron aprobadas. De hecho, en esta caso a demora en la respuesta de la Consellaría es tal que están a punto de vulnerar los plazos legales para su pago.

Frente a «esta alarmante inoperancia», desde el SLG-CCLL exigen responsabilidad a la Consellaría del Medio Rural, «desistiendo de su estrategia de desmantelamiento de servicios públicos y procediendo a incorporar el personal necesario para que la gestión administrativa de las políticas agrarias en nuestro país sea mínimamente digna».

Finalmente, advierten que, «dados los antecedentes de la Xunta de Galicia en lo tocante a publicitar ayudas que luego no paga, nos permitimos adelantarnos en la solicitud de mesura y decoro por parte del Partido Popular de Galicia ante la tentación de sucumbir a la realización de anuncios de pagos fantasma de ayudas institucionales en el marco del actual período pre-electoral».