El sector hortofrutícola español es un ejemplo de progreso, innovación y competitividad. «Es el momento de que se convierta también en un ejemplo de relaciones comerciales justas y equilibradas» para los agricultores de frutas y hortalizas en el marco de la Ley de la Cadena Alimentaria. Es la petición que ha realizado este martes 5 la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en el marco de la inauguración de la feria Fruit Attraction, que reúne esta semana en Madrid a empresas, instituciones y profesionales de este importante sector.

UPA ha puesto en valor la relevancia de un sector puntero a nivel mundial en variedad y calidad de sus producciones, en sostenibilidad en el uso de los recursos, en adopción de nuevas tecnologías y en generación de riqueza y creación de empleo. En la otra cara de la moneda está, en opinión de esta organización agraria, la falta de precios justos para los agricultores, que se arrastra desde hace años.

«LOS PRODUCTORES DE FRUTAS Y HORTALIZAS ESTAMOS HARTOS DE ENTREGAR NUESTRO PRODUCTO SIN SABER LO QUE VAMOS A PERCIBIR POR ÉL”

La organización agraria ha pedido a las autoridades (Ministerio de Agricultura y Comunidades Autónomas) que refuercen los controles para garantizar el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y garantizar que los agricultores de frutas y hortalizas cubran sus costes de producción. Unos costes que registran además importantes alzas.

«La feria Fruit Attraction es un escaparate mundial de primer nivel para un sector que debe ser ejemplar en todo», ha asegurado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos. «Los productores de frutas y hortalizas estamos hartos de entregar nuestro producto sin saber lo que vamos a percibir por él. El tiempo de los abusos se acabó», ha sentenciado.

El de las frutas y hortalizas es un sector que sufre con especial gravedad los efectos perniciosos de acuerdos comerciales injustos. UPA ha insistido en la necesidad de revisar el acuerdo con Sudáfrica, sobre todo en los aspectos fitosanitarios, pues la entrada de plagas desde el país africano es «muy preocupante».

La última sentencia del Tribunal de la Unión Europea que remarca la invalidez del Acuerdo con Marruecos obliga a los políticos, en palabras de UPA, a pronunciarse y exigir la necesaria reciprocidad. «Un acuerdo no es un acuerdo si solo beneficia a unos pocos oligarcas marroquíes». UPA ha pedido también a la UE y a España que retomen las acciones diplomáticas para poner fin al veto ruso a las exportaciones españoles, que se prolonga ya «demasiado tiempo».