APAG Extremadura Asaja quiere expresar su frontal rechazo al acuerdo alcanzado por la Eurocámara, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea sobre la Ley de Restauración de la Naturaleza. Desde este colectivo entienden que «esta Ley confirma una vez más que los europarlamentarios, lejos de legislar para favorecer la vida de los europeos, están en la Comisión para complicarnos más si cabe el día a día y arruinar las explotaciones de nuestro campo», por lo que reclama la retirada inmediata de la ley.

Para la organización agraria, «con leyes de este tipo están favoreciendo la despoblación de zonas rurales como puede ser nuestro territorio. Esta Ley no hace otra cosa que otorgarle un poder infinito a la Comisión Europea para legislar sin tener en cuenta ni al Parlamento ni al Consejo. Es una ley con una propuesta económica intrínseca orientada a detraer los fondos necesarios de la PAC«.

En un contexto como el actual, con una población mundial en crecimiento y fuertes necesidades, desde APAG consideran que «siguen limitando y sancionando las formas de producir alimentos y generar vida. La ley contempla el restaurar los cauces de los ríos a su estado natural y la pregunta ahora es: ¿qué van a hacer con los pantanos?».

Por eso, desde Apag Extremadura Asaja piden la retirada inmediata de este proyecto de Ley. En el caso de que esto no suceda por parte de la Comisión Europea, «utilizaremos todas las vías legales para que no se acometa otro atentado más contra el campo extremeño desde Europa».

En este sentido, recalcan que esperan que los europarlamentarios, «que nos vienen costando decenas de miles de euros por persona cada año, se dediquen a favorecer más a sus vecinos europeos que a legislar sin tener en cuenta las realidades que nos rodean».