El secretario general del sindicato agrario UUAA, Roberto García, advirtió este lunes 10 contra el “abuso de posición dominante” por parte de cadenas de supermercados que utilizan la leche como producto “reclamo” y pidió publicar los precios que la distribución paga a las industrias lácteas.

En una conferencia de prensa, García indicó que en base a un acuerdo establecido en 2015, son públicos los precios que las industrias pagan en la recogida de leche a los ganaderos, pero exhortó a divulgar los precios que  la distribución paga a los industriales.

Apuntó que los precios que pagan las industrias a los ganaderos españoles figuran entre los “más bajos de la Unión Europea” y enfatizó que los que perciben los gallegos “tienen el plus todavía de ser de los más bajos de España”.

El líder de UUAA (Unións Agrarias) indicó que las autoridades disponen ahora de “todas las herramientas legales” para determinar un “abuso de posición dominante” en la “utilización de un producto reclamo” como la leche, para practicar ‘dumping’, como se denomina la venta por debajo del precio de coste de producción.

Advirtió de que las industrias pretenden ahora imponer una compra a los ganaderos de 0,295 euros en los contratos previstos para el próximo 31 de marzo y pidió al Gobierno central “voluntad política”.

También denunció que las cadenas de supermercados y distribución están aplicando precios bajos a la leche para atraer clientela, en perjuicio de los ganaderos.

que se publiquen los precios que la distribución paga a las industrias para comprobar si hay dumping

Así, puso como ejemplo el grupo de distribución francés Carrefour que vende en Francia una ‘marca blanca’ a 0,73 euros por litro y en España la misma a 0,56 euros, el mismo nivel que “hace cinco años, pese al aumento de 35% de los costes de producción”.

En ese sentido, exhortó a que se publiquen los precios que las cadenas de supermercados pagan a las industrias para comprobar si hay dumping.

“Hay eslabones en la cadena que no cubren ni los costes de producción”, dijo García, y subrayó que los ganaderos son el eslabón más “débil” y en el que repercuten más esos precios bajos.

Según sus cálculos, los ganaderos gallegos perciben actualmente un margen de beneficio neto de “157 euros al año” por cada vaca por término medio.

El representante de UUAA afirmó que el Gobierno conoce esos precios y por ello debería ser consciente, en su opinión, de que en la cadena del sector lácteo “hay eslabones que están vendiendo a pérdidas o no cubriendo costes de producción” y, en consecuencia, “hay posibilidades de actuar”, de manera que pidió “voluntad política” para resolver esa situación.

Según García, las cadenas de distribución han expresado su voluntad de “subir el precio, siempre y cuando ese incremento redunde en el incremento que se paga al ganadero”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here