Conscientes de la importancia de garantizar un marco de transparencia y confianza con las empresas que operan en Riegos del Alto Aragón, la Comunidad General adoptó en el año 2014 la decisión de no admitir agua en el embalse de La Sotonera que superase el límite de potabilidad. Se daba de esta forma una respuesta inmediata a los episodios contaminantes  por lindano ocurridos en el río Gállego a lo largo de los años 2014 y 2015.

Conscientes de la gravedad del problema y de la seriedad con la que es necesario operar, la entidad comenzó inmediatamente a trabajar con el CITA-Aragón, en una investigación que , en ausencia de bibliografía al respecto, permitiera conocer de primera mano las repercusiones que en condiciones controladas de ensayo podría tener el riego con distintas concentraciones de lindano.

en las pruebas realizadas en el guisante y el maíz se observó la ausencia de todos los isómeros de lindano

Los resultados de dicho estudio, que tendrá continuidad con el amparo del Gobierno de Aragón los próximos años, son muy tranquilizadores y permiten garantizar el agua que se suministra.

Los ensayos se llevaron a cabo sobre dos cultivos, guisante y maíz del denominado “para palomitas”, en ambos casos se sometió al cultivo a varias concentraciones de lindano sin observarse residuo en suelo, planta ni grano.

El agua que se utilizó  para  el riego  del ensayo fue procedente del embalse de la Sotonera y además se regó con agua elaborada en laboratorio con una mezcla de isómeros con concentración en lindano igual al límite de potabilidad. En todas las muestras se observó la ausencia de todos los isómeros de lindano.

incluso en pruebas con 10 veces el límite de potabliidad, no se produjeron afecciones sobre el grano

Entendiendo que la solución al problema del lindano implica aunar el medio y largo plazo, y tratando de buscar situaciones muy extremas, también se ensayaron concentraciones preparadas en el laboratorio equivalentes a 10 veces el límite de potabilidad.

Se observó que no se producía afección sobre grano ni de guisante ni de maíz, pese a que se aplicó el  agua con esta alta concentración , de forma continuada , situación que no se da en condiciones  reales ya que los episodios contaminantes tienen una pauta de “picos de contaminación”.

Al someter a la planta a 28 riegos con la máxima concentración, se pudo observar en alguna de las repeticiones del ensayo la aparición de restos en hoja de maíz, siendo esta una respuesta puntual de alguna de las muestras al máximo estrés. Esta cuestión va a ser objeto de investigación por parte del CITA-Aragón ya que abre una interesante vía de trabajo en una cuestión por el momento muy poco estudiada a nivel internacional.

Riegos del Alto Aragón considera que todos estos resultados son positivos, como así ha trasladado a las empresas que operan en el sistema regable, y al Gobierno de Aragón para su conocimiento. Asimismo, entiende que se debe continuar investigando en todas aquellas cuestiones relacionadas con la problemática del lindano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here