Buscar la máxima rentabilidad del olivar es algo vital en un mercado cada vez más competitivo y es la prioridad lógica de los olivicultores en estos momentos. Uno de los puntos clave para conseguir un alto rendimiento de los olivos es, sin lugar a dudas, el programa de abonado anual, que no solo puede mejorar las producciones y la calidad en los años buenos, sino reducir la vecería del olivo si lo mantenemos a lo largo del tiempo.

En este sentido, un programa completo de abonado anual del olivar debe comenzar en invierno, con un abonado de fondo. Desde ICL Specialty Fertilizers se recomienda el uso de Combifert Especial Olivo, que es un abono totalmente adaptado a las necesidades nutricionales del olivo y que en los meses de enero y febrero le aporta azufre y boro, que son muy necesarios para que los árboles se recuperen. También es conveniente la aplicación de Agromaster, un fertilizante diseñado específicamente para cada situación, en cuanto a porcentaje y periodo de liberación controlada de nutrientes encapsulados, pudiendo reducir el número de aplicaciones por su mayor eficiencia.

El olivo tiene una hoja que admite muy bien el abonado foliar y, siempre que sea posible, se recomienda aportar los fertilizantes vía foliar como complemento al abonado de fondo y para aportes puntuales, aprovechando el tratamiento con fitosanitarios. La gama Agroleaf Power está diseñada para cubrir todas las fases del cultivo con formulaciones que favorecen el crecimiento vegetativo, la floración, el cuajado y el engorde. Agroleaf Power destaca por lo rápido que se absorbe, la pureza de sus minerales y su tecnología avanzada. El paquete foliar M-77 diseñado especialmente para cultivos como el olivar, se añade para mejorar el aporte de nutrientes y obtener plantas más resistentes al estrés e incluyen los aditivos más novedosos para aumentar su absorción.

Si hablamos de fertirrigación, ICL cuenta con productos de las gamas Solinure, Nova y Agrolution, en función del manejo del sistema de riego. Se han desarrollado productos específicos según la dureza del agua, totalmente solubles, fabricados con las materias primas de la más alta calidad y pureza, con formulaciones altas en nitrógeno específicas para el periodo primavera-verano (marzo -julio), que favorecen el crecimiento vegetativo, el cuajado y el crecimiento inicial del fruto. También ofrece formulaciones especificas altas en potasio, que favorecen el endurecimiento del hueso hasta el final de verano y especialmente durante el otoño.

En la época, previa a la recolección, y para asegurar un buen rendimiento, es fundamental aportes de potasio tanto en fondo con Combifert o Agromaster, como a nivel foliar con Agroleaf Power.

Por último, recordar que ICL Specialty Fertilizers dispone de un catálogo completo de productos para el olivar que, junto a un programa de abonado racional, basado en las extracciones en función de la producción esperada, la fertilidad del suelo y el estado nutricional del árbol, nos asegurará el mayor éxito de nuestro cultivo.