El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en colaboración con comunidades autónomas, ha puesto en marcha, durante este verano, un plan de actuaciones para controlar la temperatura en los transportes de animales vivos que realicen viajes con una duración superior a las 8 horas (viajes largos) y con destino a otros países, tanto Estados miembro de la Unión Europea como países terceros.

La normativa comunitaria, que regula la protección de los animales durante el transporte y operaciones conexas, establece que en los traslados de animales vivos por carretera (équidos, bovinos, ovinos, caprinos y porcinos) en viajes largos se debe mantener, en el interior del vehículo, un intervalo de temperatura de 5º C a 30º C, con una tolerancia de +/- 5º C en función de la temperatura exterior.

Para ello, los vehículos deben estar equipados con un sistema de control de la temperatura, provisto de un dispositivo de registro de estos datos.

Para asegurar y controlar el cumplimiento de los rangos establecidos en la normativa sobre los transportes de animales vivos, el plan del MAPA dispone que la autoridad de la Comunidad Autónoma que autorice el movimiento en el origen solicitará, una vez finalizado el viaje, los registros de temperatura, como mínimo, a aquellos transportes en los que las previsiones de temperatura a lo largo del recorrido superen en algún momento los 30º C.

Si el transportista no facilita la información en el plazo de un mes tras la finalización del viaje o se constata que se han superado los 35º C, la autoridad competente denegará la solicitud de un nuevo viaje, además de aplicar la sanción que pudiera corresponder, de acuerdo con la normativa comunitaria y nacional que se aplica al transporte de animales.

El control de la temperatura en el transporte de animales vivos en los meses con condiciones climáticas adversas, como ocurre en la actualidad en muchos países europeos, España entre ellos, cobra una importancia máxima, especialmente en los viajes transfronterizos en el verano.

Con este plan, España busca asegurar las condiciones de bienestar de los animales que se transportan en la época estival.

(Fotos: Archivo)

1 Comentario

  1. como siempre, matando al mensajero, que castiguen al veterinario que autoriza el transporte de ganado con esas temperaturas, y no a un transportista que no creo yo que tenga la potestad de negarse a cargar, o si no que directamente se prohíba en todo el estado español el transporte de animales en los meses de verano, a comer ensaladas que son más sanas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here