Representes de los gobiernos de España, Francia, Italia y Portugal han mantenido este miércoles una reunión en Lisboa para «avanzar» en los trabajos dirigidos a consensuar una posición común ante el debate sobre la Política Agrícola Común (PAC) a partir de 2020 y para preparar un documento en el que se recogen las Conclusiones a las que han llegado en sus debates sobre los aspectos prioritarios de la futura PAC y que enviarán a la Comisión Europea.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha participado en este encuentro en la capital lusa junto a sus homólogos franceses, italianos y portugueses, que ha tenido lugar un mes después de una primera cita celebrada en Madrid.

Pese a que el encuentro para consensuar un documento conjunto ha sido positivo cabe recordar que el propio Cabanas señalaba este mismo martes que existen “dificultades” para pactar una posición común en defensa de la Política Agrícola Común, por las discrepancias entre los países relacionadas con su presupuesto o el reparto de las ayudas.

En un comunicado, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha informado de que durante esta reunión «se ha seguido avanzando en aspectos de la futura PAC relacionados con el nuevo modelo de aplicación a través de los planes estratégicos».

Además, han debatido «sobre la importancia de los pagos directos a jóvenes agricultores y zonas desfavorecidas».

Los cuatro países coinciden en la necesidad de que la próxima PAC -a partir del año 2020- sea «moderna y ambiciosa» y cuente con «un presupuesto adecuado».

Todos ellos preparan un documento final que se convertirá en una declaración de intenciones de los cuatro Estados miembros, en la que se exponen sus planteamientos, por ejemplo, sobre la nueva arquitectura medioambiental que la Comisión propone en su Comunicación, y en el que se recogen ideas comunes, como es la necesidad de un presupuesto adecuado para una Política Agrícola Común moderna y ambiciosa.