El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, asegura que la PAC 2023-2027 lleva consigo un cambio de paradigma que ha hecho que «esta vez la inercia» sea imposible, pues existe una «nueva lógica» que plantea retribuir al sector por lo que produce y por lo que «hace cuidando el medio natural». Y aunque se  muestra optiista de alcanzar un acuerdo con las CCAA para cerrar el Plan Estratégico, “y los ciudadanos nos deberían exigir que llegáramos a un acuerdo a todas las fuerzas políticas», advierte de que en aso contrario «se podría retrasar la aprobación y suponer el retraso o pérdida de fondos de la PAC”.

Planas analiza, en una entrevista con Efeagro, la situación del sector agroalimentario en un momento crucial de negociación del Plan Estratégico que aplicará en España la futura Política Agraria Común (PAC).

“Las anteriores PAC suponían decisiones comunitarias que había que trasladar a cada país. La próxima es nueva en su concepto, con una nueva lógica, y con los planes estratégicos nacionales nos ha obligado a un análisis de base, a una disección de los sectores y a su conocimiento profundo”.

Como recuerda el ministro, la PAC es la política más antigua de la Unión Europea, que se ha ido “adaptando y cambiando cada 15 ó 20 años”, y de la necesidad de abastecimiento tras la II Guerra Mundial evolucionó a la necesidad de estabilizar los mercados, para después pasar a desacoplar la producción del apoyo a los agricultores.

“El cambio de paradigma ha hecho posible esta PAC, esta vez la inercia era imposible. Ahora hay una nueva lógica”, señala.

Defiende que se ha conseguido un modelo “más justo”, más sostenible, que reduce las regiones de pago -de 50 a un máximo de 20-, sitúa el objetivo de convergencia al final del periodo en el 85% y busca “mantener el modelo productivo y la estabilidad”, con una “ventana al futuro ligada al regadío sostenible, la mujer, los jóvenes y la digitalización».

“SI NO HAY CONSENSO CON LAS CCAA SE PODRÍA RETRASAR LA APROBACIÓN Y SUPONER EL RETRASO O PÉRDIDA DE FONDOS DE LA PAC”

En la conferencia Sectorial del 14 de julio, las comunidades autónomas decidieron que el documento presentado por el ministro fuera la base sobre la que trabajar para alcanzar un acuerdo sobre el Plan estratégico que debe presentarse a Bruselas antes del 31 de diciembre, para un periodo en el que España recibirá más de 47.700 millones.

“En un país tan diverso cada consejero y consejera legítimamente tiene que defender sus puntos de vista, pero la colaboración con las autonomías es magnífica, muy positiva, por encima del color político de los distintos gobiernos”, señala.

“Y eso me llena de espíritu positivo porque seremos capaces de lograrlo”, insiste respecto a acordar el Plan Estratégico, porque «si no lo presentamos, se podría retrasar la aprobación y suponer el retraso o pérdida de fondos de la PAC”.

“En España, que nos pongamos de acuerdo el gobierno y las autonomías puede sonar a un hecho extraordinario; para mí no lo es: demuestra la visión de futuro y la generosidad de la que hemos sido capaces colectivamente. Es la esencia misma de la negociación y el acuerdo, que es la base de la democracia», defiende.

“Los ciudadanos nos deberían exigir que llegáramos a un acuerdo a todas las fuerzas políticas», apunta.

Según detalla el ministro, las reuniones técnicas sobre aspectos como los ecoesquemas o los planes de desarrollo rural (que ahora se tienen que incluir en el Plan estratégico) continuarán en septiembre y volverá a producirse una Sectorial “a medio camino” de la fecha límite para que “informe del estado de la situación”.

La futura PAC se alinea además con los objetivos del Pacto Verde europeo y, de hecho, más del 40% de los fondos estarán vinculados directa o indirectamente a los objetivos ambientales, y en ellos se enmarcan desde los ecoesquemas a la reducción de fitosanitarios o antibióticos, desde la agricultura ecológica a las zonas reservadas a la biodiversidad, dentro de una nueva lógica que conlleva esta reforma.

Planas recuerda, sin embargo, que aunque sector y Gobierno estén a favor del Pacto Verde, quieren que “se valore de forma justa” al sector y se tengan en cuenta la necesidad de un calendario de transición y flexibilidad.

Respecto a otros temas que preocupan al sector, como el brexit, el ministro subraya que el objetivo es que España “mantenga y si es posible incremente” su presencia en Reino Unido .

Por su parte, la suspensión de los aranceles por el conflicto aeronáutico lograda con la nueva administración Biden, abre una “nueva perspectiva”, según Planas, para un mercado que es fundamental porque “es el gran escaparate comercial del mundo”.

Y se espera, además, la resolución de la OMC sobre el arancel a la aceituna negra de mesa española, “que espero y deseo porque el sector se encuentra a merced de que podamos solucionarlo”, resalta.