La Unión Europea comenzará a aplicar a partir de este sábado 16 un nuevo reglamento que permitirá comercializar más fertilizantes orgánicos y a base de residuos, ayudando a reducir el impacto de esos productos sobre el medioambiente, informó este viernes la Comisión Europea. El objetivo de esta medida es lograr en poco tiempo reemplazar el 30% de los fertilizantes extraídos.

«Este es un paso importante hacia la agricultura sostenible, uno de los objetivos del Pacto Verde Europeo. Las nuevas normas abrirán el mercado único a los fertilizantes orgánicos y basados en residuos. Establecerán valores límite para los contaminantes tóxicos en los productos fertilizantes y permitirán la armonización opcional», dijo la CE en un comunicado.

A la vez, la normativa limitará el riesgo para la salud humana y reducirá la dependencia de Europa de los fertilizantes importados.

EL REGLAMENTO CUBRE UNA AMPLIA GAMA DE PRODUCTOS FERTILIZANTES, QUE INCLUYEN MATERIALES CALCÁREOS, AGENTES DE CRECIMIENTO O BIOESTIMULANTES DE PLANTAS

Según Bruselas, en el futuro los fertilizantes elaborados con material de desecho orgánico podrían reemplazar el 30% de los fertilizantes extraídos.

El reglamento cubre una amplia gama de productos fertilizantes, que incluyen materiales calcáreos, sustancias para mejorar el suelo, agentes de crecimiento, bioestimulantes de plantas y mezclas.

Las empresas han contado con un período de transición de tres años para adaptar sus procesos de fabricación y cumplir con la legislación.

Para apoyarlas, la Comisión también ha publicado un documento de orientación sobre el etiquetado de los productos fertilizantes en la UE.

A partir de la investigación científica de su Centro Común de Investigación, la Comisión ha ampliado además las normas para permitir la comercialización de fertilizantes adicionales con componentes a partir de residuos recuperados y ha adoptado legislación complementaria sobre el uso seguro de subproductos de otras industrias, como la petroquímica o la metalúrgica, para la producción de fertilizantes de la UE.