La Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Córdoba ha criticado este martes 10 que le Gobierno haya «ignorado» a los productores cordobeses afectados por la sequía y otras incidencias meteorológicas en la reducción de la fiscalidad agraria de abril.

El presidente de la Federación de Cooperativas de Córdoba, Rafael Sánchez de Puerta, ha pedido en un escrito al subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, que «realice las gestiones oportunas a fin de evitar la discriminación» en dicha rebaja de la fiscalidad agraria, «mientras que en otras provincias andaluzas limítrofes, con situaciones similares de mermas de producción debido a la falta de lluvias, sí se contempla».

«La aplicación de la Orden de rebajas fiscales va a generar una indignación generalizada de los olivareros de la provincia de Córdoba», ha señalado Sánchez de Puerta, que ha reiterado la necesidad de nuevas concesiones de riego en la provincia por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Sobre este asunto, ha especificado que estas concesiones tienen por objetivo «alcanzar un nivel equiparable al de otras zonas de la región andaluza», en un provincia que «acoge el 50 por ciento del agua embalsada de toda la cuenca» y en la que «el regadío sólo supone el 15 por ciento de las 350.000 hectáreas de olivar de la provincia».

La federación insta a la Subdelegación del Gobierno a que «interceda en favor de los agricultores cordobeses, impulsando un trato igualitario» entre los distintos territorios a la hora de determinar las rebajas fiscales.

El enfado de las cooperativas andaluzas se extienden a otros cultivos

Pero este enfado no es solo cordobés, ya que Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía pide al Gobierno rectificación en la reducción de módulos que evite agravios comparativos, ya que además del olivar destacan el caso  de la almendra, para la que se establecen rebajas en Almería, así como en algunos municipios de Jaén, mayores que las previstas para Granada, líder en producción, mientras provincias también destacadas y limítrofes como Málaga, se quedan fuera de la Orden.

En cuanto al sector hortofrutícola, hay productos muy perjudicados que no son recogidos, como el espárrago; las reducciones en tropicales sólo se aplican a Málaga pero no a Granada, con una producción muy importante también en la Costa; por lo que respecta a Huelva, muy destacada por su sector de frutas y hortalizas, sólo se beneficia de reducciones en castaña y sectores ganaderos.

Es particularmente grave la discriminación que se produce con las provincias de Córdoba y Cádiz. En la primera sólo se contemplan rebajas fiscales en los módulos de uva para vino con y sin Denominación de Origen (D.O.), mientras en la segunda exclusivamente para el tomate en cinco localidades. Por otra parte, los cultivos herbáceos son de los más ignorados, ya que el Ministerio de Hacienda sólo reduce el índice de rendimiento neto aplicable a los cereales en Almería, olvidando a las grandes zonas y provincias productoras de Andalucía, muy damnificadas por la escasez de agua la pasada campaña.