El sector del aceite de oliva ha mostrado su rechazo «frontal» a los planes del Gobierno de apostar por el etiquetado Nutriscore en los alimentos, ya que este sistema le concede peor nota que a productos vinculados a «comida basura».

El mensaje ha sido trasladado este jueves por la Interprofesional del Aceite de Oliva Español -que agrupa tanto a olivareros como a cooperativas, industrias, envasadores y exportadores-, que se hace eco además de las dudas surgidas sobre este modelo de etiquetado entre nutricionistas y médicos.

Según la entidad, el Nutriscore otorga una calificación de C al aceite de oliva, la tercera en una escala de cinco notas (de la A a la E), lo que en su opinión no es justo.

«¿Qué va a pensar el consumidor de un alimento, los aceites de oliva, que obtiene peor calificación que otros alimentos a los que se denominan comida basura? Podemos llegar a generar una enorme confusión», ha advertido el presidente de la patronal, Pedro Barato.

«UN ESPAÑOL CONSUME DE MEDIA MENOS DE TRES CUCHARAS DE ACEITES DE OLIVA AL DÍA. ¿CON ESAS CANTIDADES, ESTAMOS GENERANDO UN PROBLEMA DE OBESIDAD?»

Este sistema de etiquetado, creado en Francia, tiene como objetivo ayudar a los consumidores a distinguir entre alimentos más o menos saludables de un vistazo.

Concretamente, concede una calificación u otra -acompañada de un color, de verde a rojo- tras analizar los elementos nutricionales cuyo consumo se recomienda limitar (calorías, grasas saturadas, azúcar y sal) y los beneficiosos (proteínas, las vitaminas y las fibras).

Sin embargo, el sistema distingue entre productos con un mejor y peor perfil nutricional pero dentro de una misma categoría; es decir, en el caso del aceite lo compara entre las diferentes grasas, pero no con los cereales de desayuno o la comida congelada.

La Interprofesional ha considerado que el etiquetado Nutriscore «denigra» el aceite de oliva, y ha abogado por que España espere al proyecto ya iniciado por la UE sobre etiquetado nutricional y no se adelante.

«Un español consume de media menos de tres cucharas de aceites de oliva al día. ¿Creen que, con esas cantidades, estamos generando un problema de obesidad en nuestra sociedad?», ha cuestionado Barato.

La entidad ha incidido en que la nota «C» es la misma que reciben tanto el aceite de colza como el de nuez, por lo que bajo su punto de vista no valora suficientemente los beneficios que entraña el aceite de oliva para la salud cardiovascular, por ejemplo.

El Ministerio de Sanidad español, que impulsa el uso de este sistema de etiquetado -aunque de carácter voluntario-, ya avanzó hace un año que tras negociar con los responsables franceses del sistema de etiquetado Nutriscore logró que este producto obtuviera una mejor «categorización» nutricional de la que inicialmente le correspondía.