Asaja-Cádiz ha recogido la preocupación de los agricultores ante la coincidencia de las lluvias con los desembalses del Pantano de Bornos. Hecho que está ocasionando daños en todas las comarcas de la provincia y que hace que la asociación se pregunté «por qué se está desembalsando coincidiendo con la prealerta de Guadalete».

La asociación ha podido saber que se han producido daños importantes en los invernaderos en la Costa Noroeste. En concreto, las fuertes lluvias unidas al problema del nivel alto de la capa freática en esta zona, ha provocado que la mayoría de los invernaderos estén inundados. Los agricultores llevan varios días achicando el agua con los motores y denuncian que es posible la pérdida de parte de la producción por culpa de estos desembalses. Una situación que se repite cada vez que llegan fuertes lluvias a la provincia.

Los desembalses causan daños generalizados en todo tipo de cultivos: Zanahoria, tomates recién sembrados, remolacha, aguacate o algodón

En esta misma zona, las hortícolas al aire libre, están registrando daños principalmente en la zanahoria por pudrición por culpa de estos desembalses. Es un problema generalizado en todas las comarcas donde está este cultivo. Daño que también se está dando en  la Campiña de Jerez, zona en la que ya se ha podido ver inundada la parte la Ina, tierra en el que se siembran hortícolas, cítricos y tubérculos. El estado del cultivo de la patata es preocupante y se registran daños en los tomates recién sembrados, remolacha y aguacate.

En la Sierra de Cádiz y en la Campiña los agricultores están teniendo problemas de pérdida de la superficie que está recién sembrada, con lo cual se tendrán que resembrar. En la Janda los daños no han llegado a los cultivos pero sí a los carriles de acceso a las fincas.

El cultivo del algodón se va a ver retrasado y no se está pudiendo acceder a algunas fincas para incorporar las leguminosas (obligatorio para los que tienen ayuda agroambiental). Con lo cual puede ser que se retrasen las siembras de algodón. Este problema es generalizado en todas las comarcas donde se siembra algodón.

En el Campo de Gibraltar, los principales daños son en los cítricos y aguacates de Jimena. Hay agricultores que tienen el 50% de la naranja en el suelo por la lluvia y los fuertes vientos. Como en ocasiones anteriores de abundancia de lluvias, los daños en carriles de accesos e infraestructuras se repiten a lo largo de toda la provincia.

(Fotos: Asaja Cádiz)