La viabilidad del cultivo del arroz andaluz está en serio riesgo este año. UPA Andalucía critica que la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía ponga en peligro la viabilidad del cultivo por su poca sensibilidad a la hora de flexibilizar las ayudas debido a la sequía y obligar a mantener inundadas las parcelas agrícolas de arroz tradicional hasta el 15 de diciembre cuando los agricultores no tienen agua.

El secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, recuerda que, este año, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir disminuyó la superficie sembrada de arroz a solo el 30 por ciento. Por esta razón, los arroceros solo han podido recibir ayudas por esta superficie. El resto de las parcelas las sembraron de otros cultivos (cereales o barbecho).

Sin embargo, la Consejería andaluza de Agricultura obliga a mantener inundadas las parcelas agrícolas de arroz tradicional hasta el 15 de diciembre. Esto supone que, desde el mes de octubre, cuando empezará la recolección, hasta diciembre, las superficies que han tenido arroz y otras que han tenido otros cultivos deben mantenerse inundadas con agua que no tienen disponibles los agricultores debido a la sequía, olo que afecta a la viabilidad del cultivo del arroz.

Además, la Consejería les exige realizar labores agrícolas cultivadas de cereales como el trigo, como es la nivelación del terreno mediante láser. Estas labores culturales son propias del arroz, costosas y no tiene sentido obligar a ejecutarlas en otros cereales.

Ante esta falta de sensibilidad y teniendo en cuenta que el efecto de la sequía, tanto en producción como en calidad, está poniendo en grave situación al sector agrario en general y al arroz en particular, desde UPA Andalucía solicitan, «una vez más, que se flexibilicen los compromisos para cobrar las ayudas agroambientales en el arroz. Además de articular otras medidas de compensación como sí están haciendo otras comunidades autónomas como Extremadura, que sí consideran el arroz un cultivo social y necesario».

Noticias curiosas: