El consejero de Agricultura  de la Región de Murcia, Antonio Luengo, visitó este lunes 4 el Centro de demostración y transferencia agraria ‘El Mirador’, donde conoció avances en el uso de polímeros retenedores de agua y de sensores de suelo que reducen el uso del 30 por ciento del agua y del 25 por ciento de fertilizantes en cultivos, informa la Comunidad.

El ensayo con polímeros retenedores de agua se ha llevado a cabo en una parcela de más de 700 metros cuadrados en la que se han empleado tensiómetros, caudalímetros, sensores de humedad y ambientales.

“Avanzando en la implementación de la agricultura sostenible de precisión, no solo útil en el Campo de Cartagena para contribuir a la recuperación del Mar Menor, sino también en el resto de la agricultura regional, lo que supone hacer frente al avance del cambio climático, optimizando los recursos hídricos y energéticos”, destacó el consejero.

Con el uso de estas nuevas tecnologías de polímeros retenedores de agua, en el Centro se han obtenido resultados en materia de ahorro de agua, destacando un 63 por ciento en cultivo de apio, un 32 por ciento en el cultivo de pimiento al aire libre, un 51 por ciento en pimiento California en invernadero, un 56 por ciento en cultivo de melón Galia y Cantaloup, y un 14 por ciento en cultivo de patata.

Luengo explicó que “este nuevo proyecto, denominado POLY-AGUA, disminuye el caudal hídrico, reduciendo la evaporación y aumentando la retención de agua, gracias a los materiales empleados, lo que supone un nuevo avance que ahora se pone a disposición de los agricultores”.

Y recordó que “el artículo 53 de la Ley de Recuperación y Protección del Mar Menor obliga a instalar sensores de humedad, tensiómetros o cualquier otro dispositivo, así como su utilización sistemática en la programación del riego que sirve de apoyo para una gestión eficiente del agua en todo el perfil de suelo afectado por el riego”.

Por su parte, el artículo 32.2 indica que las explotaciones agrícolas de regadío deberán contar con dispositivos para medir el volumen de agua de riego aplicado por sector, y con una monitorización por sensores del contenido y/o potencial matricial del agua en el suelo.

También sistemas de monitorización por sensores, control y seguimiento de la fertilización mineral, realizada a través del riego, y para medir el nitrógeno y el fósforo. Los agricultores deberán cumplir ambas medidas antes del 2 de febrero.

El Centro de demostración agraria ‘El Mirador’, dependiente de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, lleva a cabo proyectos de investigación a través de una cooperativa, integrada a su vez por las cooperativas Gregal, Hortamira y San Cayetano.