Los precios medios mayoristas del trigo blando volvieron a experimentar en la última semana de noviembre una subida respecto a la anterior, siendo de nuevo el único que se salva de una nueva caída generaliza, ya que los del maíz y la cebada continúan con su tendencia a la baja, mientras que el trigo duro repetía.

Según los datos difundidos este lunes 2 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), correspondientes a la semana 48 (25 de noviembre al 1 de diciembre), el precio del trigo blando alcanza los 196,50 euros/tonelada, lo que supone un repunte del 0,15 % en comparación a la anterior, donde ya se dio otro repunte en las cotizaciones.

Por el contrario, el precio medio mayorista de la cebada ha registrado un nuevo descenso, en esta ocasión del 0,09 %, quedando en 179,71 euros/tonelada.

También ha retrocedido el precio medio del maíz, con 177,86 euros/tonelada, un 0,10 % menos que en la semana anterior.

Los datos de Accoe reflejan que permanecen estables las cotizaciones del trigo duro, en 252,67 euros/tonelada, y los de la cebada de malta, que repiten a 188,80 euros/tonelada.

Desde enero de 2019, el precio medio mayorista de la cebada ha caído un 6,29 %; el del trigo blando, un -2,74 %; y el del maíz, un -2,14 %; el del trigo duro, por el contrario, acumula una subida del 23,55 %.

En el segmento de proteínas y subproductos, la variación desde que comenzó el año muestra un recorte del 2,12 % para el precio mayorista de la soja (inició el año a 330 euros/tonelada); del -11,42 % para el de colza (254 euros/tonelada en enero) y del -10,38% para el de pulpa (212 euros/tonelada).

La cotización de la cascarilla sigue siendo un 23,08 % más barata que al inicio del año, cuando era de 195 euros/tonelada, y la de pipa de girasol, cultivo que es el el único que se salva de los descenso, se ha mostrado un 7,25 % más cara que a primeros de 2019 (345 euros/tonelada).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here