El presidente de la sectorial de cereales y girasol de Asaja nacional y presidente del Grupo de Trabajo de Oleaginosas y Proteaginosas de Copa-Cogeca, Pedro Gallardo, se ha mostrado «escéptico» hasta conocer la «letra pequeña» del acuerdo entre Ucrania y Rusia para exportar cereales ucranianos a través de un corredor marítimo. Asimismo, ha valorado que si «entra trigo de Ucrania» al ganadero «le vendrá bien» ya que «bajarán los precios del cereal», aunque para los agricultores europeos sería «mala noticia» al «ser a quien le bajen los precios».

En declaraciones a Efe, Gallardo, que se integra en el grupo de trabajo de cereales y girasol de la Unión Europea (UE), ha señalado que se lleva trabajando «mes y medio» en la planificación de corredores seguros para los cereales pero «no hay certezas» ya que es un asunto «complejo».

«Vamos a ver que pasa», ha incidido Gallardo, ya que «los puertos principales, como el de Odesa, están muy mal», al igual que ocurre con la «línea de ferrocarril», por lo que por el momento «no nos han comunicado nada».

Gallardo ha señalado que la exportación por un corredor terrestre es «complejo» ya que el mismo «iría desde el oeste de Ucrania hasta el norte de Rumanía», si bien el «ancho de vía del ferrocarril es distinto».

RECUERDAN QUE SERÁ A LOS AGRICULTORES A QUIENES LE BAJEN LOS PRECIOS

La alternativa sería «por camión», pero tiene «varias complicaciones», ya que los vehículos «están en el frente» de la batalla y el combustible «muy poco», mientras que «no hay transportistas».

Además, hay «muchos puentes derrumbados» por la guerra, por lo que es «complicado» el transporte de mercancía «por carretera», lo que suma que Ucrania es un país «acostumbrado al transporte por ferrocarril», también deteriorado.

Por otro lado, Gallardo ha expuesto que se había planteado llevar el grano hasta el «puerto de Constanza, en Rumanía», mientras que ha recordado que Ucrania cuenta con «mucho cereal en silo» y que «aún no ha recogido la cosecha».

La situación es tan «complicada» que hasta Ucrania ha pedido «almacenar el grano en otros países de Europa, por lo que Gallardo ha reiterado que el sector está «escéptico» hasta conocer «detalles» del acuerdo alcanzado.

Finalmente, ha valorado que si «entra trigo de Ucrania» al ganadero «le vendrá bien» ya que «bajarán los precios del cereal», aunque para los agricultores europeos sería «mala noticia» al «ser a quien le bajen los precios».