El secretario general andaluz de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez, y la directora general de Ayudas Directas y de Mercados, Consolación Vera, han mantenido una reunión con representantes del sector vacuno lechero andaluz través de sus organizaciones de productores y cooperativas, en la que han comprobado el apoyo y la predisposición del Gobierno andaluz ante sus reivindicaciones.

En dicha reunión, la Consejería ha realizado un análisis de la situación actual con los últimos datos oficiales disponibles, en tanto que por parte del sector se abordaron las grandes dificultades que está atravesando como consecuencia de los altos costes de producción, que no se ven compensados con los beneficios por la venta del producto.

En este sentido, Vicente Pérez ha trasladado a los presentes que «la Consejería es consciente de la problemática por la que atraviesan, por lo que en el marco de nuestras competencias vamos a hacer todo lo posible para apoyar al sector».

LOS TRES PRINCIPALES COMPRADORES DE LECHE ANDALUCES ADQUIEREN EL 89% DE LA PRODUCCIÓN, CON UNA CONCENTRACIÓN DE PRIMEROS COMPRADORES

La producción andaluza de leche de vaca en 2020 fue de 580.925 toneladas, representando el 7,8% de la producción nacional. Desde el año 2015, esta producción ha ido aumentando, aunque se trata de un producto del que somos deficitarios. Se da la circunstancia de que las dos terceras partes de esta producción se localiza en la provincia de Córdoba.

Respecto del consumo en los hogares, en el periodo de 2016 a 2019, el total y el per cápita de leche líquida en hogares de Andalucía ha tendido a la baja, cayendo un 3,8% y un 6,8%, respectivamente. Sin embargo, en 2020, al ser un año marcado por la modificación de conductas debido a la pandemia, se produjo un cambio en la tendencia en el consumo de hogares, creciendo un 9% respecto a 2019.

Otra de las cuestiones que viene caracterizando al sector vacuno lechero andaluz es que los tres principales compradores de leche andaluces adquieren el 89% de la producción, así como la marcada concentración de primeros compradores y el alto porcentaje de contratos mediante acuerdos cooperativos.

Sobre una de las grandes preocupaciones del sector, el del incremento de los gastos en alimentación, hay que tener presente que depende de las zonas productivas, pero que, por lo general, se trata de la partida más importante, representando una media del 69% de los costes totales.