Asaja Sevilla valora positivamente la iniciativa anunciada por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de estudiar la posibilidad de utilizar los autobuses de transporte escolar que la Administración sigue costeando, pero que ahora están sin uso al estar cerrados los colegios, para trasladar a los trabajadores del campo con las distancias y garantías suficientes, mientras se prolonga esta situación excepcional. Una medida que de aprobarse estaría ayudando a evitar la ralentización o paralización de nuestro sistema productivo estratégico, para poder seguir abasteciendo de alimentos a la población.

Desde que se declarara el estado de alarma, las directrices sobre los desplazamientos han traído de cabeza a los agricultores y ganaderos y a las propias fuerzas del orden que carecían de una norma clara y ajustada al campo. Desde ASAJA-Sevilla venían demandando que se buscase una armonización en las instrucciones sobre las personas trabajadoras que se desplazan en vehículos a los tajos.

Esta cuestión está hoy mucho más clara, tal como explicó el ministro de Agricultura, Luis Planas, en su comparecencia pública de ayer junto al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, “en vehículos turismos para ir al campo o a tareas agrícolas, excepcionalmente podrán viajar dos personas, el conductor y un pasajero en la parte de atrás (manteniendo la distancia de seguridad prescrita, es decir, en posición cruzada, y cumpliendo con las respectivas medidas de seguridad), mientas que en vehículos furgonetas de 9 plazas, podrán desplazarse un máximo de tres personas (manteniendo las mismas distancias y medidas de seguridad)”.

Esta interpretación ministerial del Real Decreto 463/2020 pone fin a la multiplicidad de interpretaciones que se barajaban hasta el momento y supone una flexibilización de la Norma sobre las personas en el mismo vehículo, única y exclusivamente como medida excepcional para el desplazamiento de los trabajadores al campo ante circunstancias de fuerza mayor (que no tengan vehículo propio, o que no tengan carnet de conducir, entre otras).

Tanto esta flexibilización de la norma como la oferta del presidente de la Junta de usar autobuses de transporte escolar para favorecer los desplazamientos más seguros a los tajos permitirán que se recupere la actividad en las tareas de recolección, que se había visto resentida en la última semana por la interpretación más rigorista de la norma.

El presidente de ASAJA-Sevilla, Ricardo Serra, recuerda que pese a las dificultades con el traslado de los trabajadores, la prioridad del sector agrario en este momento es hacer frente a la pandemia, por lo que los agricultores y ganaderos no sólo no han parado desde que comenzó la crisis sanitaria, sino que además están colaborando con sus tractores y sus maquinarias en la desinfección de nuestros pueblos.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here