La Junta de Extremadura se ha comprometido a tomar tres compromisos a lo largo de la próxima semana para solucionar la grave situación que atraviesan los agricultores y ganaderos de la región por las consecuencias de la sequía, tras la reunión mantenida este jueves 21 con las organizaciones agrarias y Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura tras una protesta en Mérida en la que cientos de agricultores se han concentrado para pedir diálogo y soluciones urgentes ante las cuantiosas pérdidas que están asumiendo.

Tras la reunión, el presidente de Cooperativas, Ángel Pacheco, ha asegurado que “el objetivo de esta protesta era que nos recibiera el presidente de la Junta, que ha sido muy comprensivo con la gravedad de la situación que vive nuestro campo. Queríamos dialogar para encontrar soluciones a corto plazo y hemos conseguido un triple compromiso”, explicaba el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura.

Así, el primer compromiso es que la Junta de Extremadura dará a conocer a lo largo de la próxima semana las medidas que va a poner en marcha para aliviar la difícil situación en que se encuentran los agricultores de la región por la sequía. “Algo fundamental”, en opinión de Pacheco, “para dar certidumbre al sector y saber qué ayudas se van a dar y cómo se van a repartir”.

El segundo compromiso es que los agricultores puedan cobrar dichas ayudas antes de final de año, “lo cual es importante para puedan tener liquidez ante las pérdidas que están teniendo y que además no se mezclen años fiscales en las campañas agrícolas”.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura explicó que el tercer compromiso logrado es que se adopten de forma inmediata medidas de planificación ante la sequía para la próxima campaña, con el objetivo de que no se den los mismos problemas que en este año en caso de que continúe la sequía. De este modo, el próximo otoño se constituirá una mesa de diálogo para planificar la próxima campaña agrícola ante una situación de sequía.

APAG SALE DEL ENCUENTRO DECEPCIONADO PORQUE NO HAY SOLUCIONES CONCRETAS

Por su parte, el presidente de APAG Extremadura Asaja, la principal organización agraria de la región, Juan Metidieri, ha calificado el encuentro de «decepcionante» porque no se ha ofrecido ninguna certidumbre a los agricultores, a pesar de cerrarse esos tres compromisos.

En su opinión «ha faltado concreción» puesto que el único compromiso que se ha ofrecido es el de documentar las medidas que se van a poner en práctica antes de finalizar el mes, en la que se trasladará información sobre las producciones que cobrarán o no ayudas y cuál es la cuantía de esas ayudas.

El dirigente agrario ha puesto el acento en que se llega tarde y mal, puesto que se han tenido que eliminar muchas hectáreas de cultivo por la falta de agua y la administración no ha ofrecido ninguna respuesta, estando ya en pleno mes de julio. Además, ha mostrado sus dudas sobre los compromisos y sospecha que esto «se va a dilatar más todavía y llegaremos a final de año sin compensaciones».

UPA-UCE RECLAMA AYUDAS A LOS AGRICULTORES QUE NO HAN PODIDO SEMBRAR POR LAS RESTRICCIONES

UPA-UCE Extremadura ha valorado los tres compromisos pero ha reclamado medidas de apoyo urgentes para todos los agricultores de regadío que no han podido sembrar esta campaña debido a la sequía.

“No se puede dejar fuera de las ayudas a ningún agricultor que no haya podido sembrar sus cultivos tradicionales por las restricciones de agua”, le ha trasladado el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

“Los regantes extremeños se encuentran en una situación catastrófica ya que no han podido sembrar una superficie muy importante de nuestros regadíos por la falta de agua”, ha insistido Huertas.

Además, desde esta organización agraria le han trasladado a Vara la necesidad de que el presupuesto se reparta de manera social, dando prioridad a las explotaciones familiares “que son las que fijan población en el territorio, generan empleo y riqueza y mantienen vivos nuestros pueblos”.