La responsable de vacuno de leche nacional en Unión de Uniones y de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Adoración Martín, ha advertido de la posibilidad de que se produzcan un desabastecimiento de leche si no se corrige la situación actual del sector.

Martín ha realizado estas declaraciones a los periodistas al inicio de la manifestación convocada por esta organización agraria en Ávila para pedir la protección de su sector ante el «alza desmesurado de todos los costes de producción«.

«Por una PAC justa y unos precios justos» es la pancarta que encabezaba una protesta que ha contado con la participación de un centenar de agricultores y ganaderos, acompañados por dos tractores que se han detenido ante la Delegación Territorial de la Junta y la Subdelegación del Gobierno para entregar allí sus reivindicaciones.

Unas reivindicaciones que pasan por solicitar la reducción de unos «altísimos precios» que disparan los costes de producción y un cambio de la PAC que a juicio de Martín y del presidente provincial de UCCL en Ávila, Francisco Robledo, «complica mucho la vida» de agricultores y ganaderos, «comprometiendo la producción de alimentos».

NO QUIEREN SER ALARMISTAS PERO RECALCAN LA CAÍDA DE LA PRODUCCIÓN, EL CIERRE DE GRANJAS Y EL SACRIFICIO DE ANIMALES

Sobre su responsabilidad en Unión de Uniones y UCCL, Adoración Martín ha indicado que en los que va de año se han cerrado en España una media de cinco explotaciones de vacuno de leche, al mismo tiempo que «se están sacrificando vacas para poder tener liquidez a fin de mes», con el objetivo de «poder comprar pienso y dar de comer a los restantes animales».

Según las cifras facilitadas, aludiendo al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 2022 se han matado 40.000 vacas, es decir, un 23,5 por ciento más que en 2021, lo que se suma a unos descensos iniciales de producción del 0,5 por ciento, que actualmente se sitúan en el 5 por ciento, algo «insólito».

«Por eso se habla de un desabastecimiento de leche en los lineales en los próximos meses», ha señalado Martín, antes de calificar como «muy desafortunadas» las declaraciones realizadas en Salamanca por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, señalando que, según la responsable de UCCL, «el problema no era de precios, sino de costes».

En este sentido, Adoración Martín, además de pedir que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria, ha señalado que el ministro «no quiere ver la realidad, ni el problema», ya que «si aumentan los costes y un ganadero produce a 0,55 euros el litro de leche, pero no lo puede vender por encima de 0,46 o 0,47 céntimos…».

Desde su punto de vista, «el tiempo dirá quién tiene razón» y, pese a «no querer ser alarmista», Martín advierte de un desabastecimiento de leche ante la caída de producción, el cierre de granjas y el sacrificio de animales para poder mantener las explotaciones en un país que importa el 30 por ciento de la leche que consume.