El sector agroalimentario se encuentra inmerso en un momento de cambios que, como no puede ser de otra manera, también afectan al sector del olivar y del aceite de oliva. La situación geopolítica y económica mundial, la nueva PAC, el incremento de los costes y la falta de materias primas hacen necesaria una reflexión y establecer una hoja de ruta del olivar clara para tratar de acertar el camino correcto para los próximos años.

Para contestar a todas estas cuestiones el Grupo Interoleo ha organizado en Jaén una jornada bajo el título, ‘El presente y futuro del olivar y del aceite de oliva’, donde los principales operadores, tanto a nivel nacional como internacional, han expuesto la situación actual que se vive en el sector y han marcado las principales líneas de trabajo a seguir para los próximos años.

En palabras de Juan Gadeo, presidente de Interoleo, «estamos ante un momento crucial para el sector del olivar y del aceite de oliva, y tenemos la obligación de tratar de aclarar las incertidumbres que acechan a la producción y a los mercados, porque nuestra posición como líder del mercado nos exige que tomemos la iniciativa y ayudemos a nuestros socios a afrontar con garantías el futuro».

Para Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, «la calidad es fundamental» en el ámbito oleícola. En este sentido, la responsable de Agricultura ha resaltado que «pronto comenzará una Estrategia Andaluza del Olivar que abordará medidas encaminadas a hacer cada día más rentable el olivar más tradicional».

La jornada comenzó con la ponencia conjunta titulada ‘Perspectivas del cultivo del olivar y del consumo de aceite de oliva en el mundo’, llevada a cabo por Gabriel Vigil, Head of Sector Olive Oil. DG Agri. Comisión Europea; y Jaime Lillo, director Adjunto del Consejo Oleícola Internacional (COI).

A continuación, tuvo lugar una mesa redonda bajo el título ‘Retos y oportunidades’, moderada por Juan Espejo, director del Diario de Jaén. En ella intervinieron Antonio Gallego, presidente de Asoliva y director General de Grupo MIGASA; Ignacio Silva, presidente de Deoleo; Fran Gálvez, Chief Business Officer en Balam Agriculture; y Magdalena Gálvez, jefe de Área de la Subdirección General de Cultivos Herbáceos e Industriales (MAPA).

LA JORNADA SERVIRÁ PARA MARCAR UNA HOJA DE RUTA DEL OLIVAR LOS PRÓXIMOS AÑOS

Los ponentes expusieron su visión de futuro como representantes del sector del aceite de oliva asegurando que mientras el sector sigue con la mirada fija en una fluctuación de precios que le perjudica, lucha por buscar más producción y más calidad.

Del mismo modo, los integrantes de la mesa analizaron cómo está afectando la situación global que se vive en la economía, tanto en la parte de la producción como en los hábitos de consumo.

Fruto de esta jornada se va a elaborar un decálogo con las principales conclusiones extraídas de la mesa redonda, que han de servir para marcar una hoja de ruta del sector del olivar y del aceite de oliva de los próximos años.

La clausura corrió a cargo de Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén y Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Reyes aseguró durante su discurso que Jaén «es una experiencia de éxito a lo largo de los últimos 25 años de lo que ha supuesto modernizar un sector como el del aceite de oliva» y añadió que «ha sido, es y seguirá siendo fundamental en un territorio como el nuestro, independientemente del esfuerzo que hemos hecho en diversificar nuestra economía».

Luis Planas cerró el acto manifestando su optimismo ante unas «perspectivas positivas para el sector olivarero español». El ministro ha destacado que la nueva PAC «tiene en cuenta las necesidades específicas del olivar y beneficia a los pequeños y medianos agricultores»

Asimismo, el responsable de agricultura también ha asegurado que la coyuntura del sector oleícola es favorable en estos momentos, «en cuyas dos últimas campañas ha habido buenas producciones y una buena comercialización con precios remuneradores y rentables para los productores»

Por último, Planas ha recordado que la Hoja de Ruta del Olivar «ha contribuido al ajuste de la oferta y la demanda, a mejorar la trazabilidad y a segmentar el mercado».