El sector europeo del lúpulo ha dado la voz de alarma ante la situación de un cultivo que ya ha perdido un 28% en la producción en los últimos años y que se ve agobiado por la falta de rentabilidad debido al incremento de los costes de producción.

El presidente de ASAJA León, Arsenio García Vidal, y el cultivador de lúpulo en Gavilanes de Órbigo, Isidoro Alonso, participaron este jueves día 8 de diciembre, por video conferencia, en la reunión del Grupo de Trabajo Lúpulo del Copa-Cogeca de Bruselas.

En la reunión se analizó el impacto de la nueva PAC en este sector, la situación de cosecha y precios en el mercado europeo e internacional, novedades en materia de utilización de productos fitosanitarios, así como otra normativa que afecta al sector.

LA INCAPACIDAD DE REPERCUTIR EL INCREMENTO DE LOS COSTES, JUNTO CON LA REDUCCIÓN DE RENDIMIENTOS, SOCAVAN LOS BENEFICIOS

Una de las principales preocupaciones de los lupuleros de toda Europa es el elevado coste de todos los medios de producción, particularmente los fertilizantes, fitosanitarios, la mano de obra, y la energía que se utiliza en los procesos de secano.

El Copa- Cogeca emitió un comunicado de  prensa recientemente en el que ponía de manifiesto la caída de un 28% en la producción de lúpulo en la Unión Europea y alertaba de que la falta de productos fitosanitarios eficaces supone un difícil resto para la industria del lúpulo en su conjunto. También, esta organización de los agricultores europeos pone de manifiesto la menor calidad del cultivo desde el punto de vista de la producción de “ácido alfa”, lo que se atribuye en parte a los efectos de un cambio climático cada vez más evidente.

El Copa Cogeca considera que la incapacidad de repercutir el incremento de los costes, junto con la reducción de rendimientos, socavarán considerablemente los beneficios de los productores del sector europeo del lúpulo, que ya tienen serias dificultades para sobrevivir en el mercado.