Tras la sentencia de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid anulando por ilegal las restricciones a las plantaciones de viñedo para cava, e sector del cava extremeño ha pedido al Gobierno que no recurra esta decisión judicial.

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha mostrado su satisfacción por la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid qcontra las medidas establecidas por el Gobierno en el año 2017 relativas a las nuevas plantaciones, a las replantaciones y a las conversiones de derechos de replantación relacionados con viñedos para el cava.

Según Metidieri, «se ha dado la razón de forma clara a los agricultores de Almendralejo y de Requena, por lo que ahora es necesario que se compense a los viticultores que han sufrido una importante discriminación, durante años, en detrimento de los productores catalanes».

Metidieri considera que el Gobierno no debe recurrir la sentencia en casación, que es la vía judicial que queda por agotar, y sí adoptar las medidas necesarias para compensar a unos agricultores que, según señala la propia sentencia, se han visto perjudicados al ignorarse el principio más importante de solidaridad entre regiones, contemplado por la Unión Europea dentro de los Fondos Estructurales y que se habría visto menoscabado, así como la unidad de mercado o las normas de derecho de la competencia.

La sentencia señala que se deben retrotraer las acciones al momento de audiencia previa, lo que significa que las acciones que se han tomado después, relativas al sector del Cava en nuestro país, como es dar más competencia a la DO Cava en detrimento del propio ministerio de Agricultura, no son válidas.

Desde APAG Extremadura Asaja también se ha querido hacer un llamamiento a las distintas organizaciones agrarias para buscar la unidad de acción en este asunto, muy importante para Extremadura, puesto que la «Unión de Uniones de Agricultores», como recoge la sentencia, solicitó, junto a la Generalitat de Cataluña, que se mantuvieran estas resoluciones que ahora la justicia ha tumbado. «Deben aclararse de qué lado está la Unión, si de los agricultores catalanes o a favor del principio de solidaridad, que recoge la sentencia», señala APAG.

Satisfacción en la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo y UPA-UCE por la sentencia

También, la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo ha aplaudido este miércoles la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra las resoluciones de las limitaciones de plantaciones de uva para cava y ha pedido que no se recurra.

Por su parte, UPA-UCE Extremadura valora de manera positiva que la Junta de Extremadura haya ganado el contencioso que mantenía por las restricciones en materia de nuevas plantaciones establecidas por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2017.

“Esta sentencia recupera derechos para los viticultores que en su día se vieron afectados y, además, sirve supone un precedente muy importante de cara a recurrir nuevas decisiones que perjudiquen los intereses de los viticultores de la región”, mantiene la secretaria del vino de UPA-UCE, Catalina García.

Desde UPA-UCE mantienen que todos aquellos agricultores que solicitaron las plantaciones con variedades de cava tienen derecho ahora a inscribirla en el Consejo Regulador, abriéndose así un panorama “bastante alentador” ante el recurso de la Junta por la prohibición durante tres años de nuevas plantaciones de cava.

“A partir de ahora se tendrán en cuenta las alegaciones de nuestra comunidad autónoma para decidir si se restringe o no dichas plantaciones y desde UPA-UCE mantenemos la posición de siempre, que es rechazar cualquier limitación que impida a nuestros productores seguir creciendo”, señala García.