El sector productor e industrial de la aceituna de mesa prevé recaudar 2,9 millones al año con la futura extensión de norma (2019-2022) que se destinarán a investigación y acciones de promoción en países como Estados Unidos donde actualmente este producto ha sufrido un incremento de los aranceles.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) saca este martes 4 a información pública el texto de la propuesta aprobada por la interprofesional de la aceituna de mesa (Interaceituna) en su última Asamblea General del 30 de abril.

En concreto, Interaceituna ha establecido en su futura extensión de norma una aportación económica obligatoria de 5,1 euros por tonelada de aceituna de mesa, que se desglosa en tres cuotas iguales de 1,7 euros por tonelada, a pagar mensualmente por los operadores del sector: producción, entamado y envasado.

El cálculo estima una producción media por campaña de 568.628 toneladas, por lo que los fondos generados a través de la aportación económica obligatoria ascienden a esos 2,9 millones de euros por campaña.

Interaceituna hace énfasis en la importancia de la promoción de este producto debido a las “incertidumbres” en los mercados

El 41,2 % del dinero recaudado (1,19 millones) se destinará a acciones de promoción en los mercados exteriores; el 33,7 %, al mercado nacional y un 7 % a actividades de defensa comercial en mercados exteriores, ya que han recobrado relevancia tras el caso de los aranceles de EEUU.

También se reserva un 16 % de la aportación global a actividades de I+D+i en materia de estudios, medio ambiente y recolección mecanizada.

El período de vigencia de la extensión de norma comprenderá tres campaña, desde el 1 de septiembre de 2019 al 31 de agosto de 2022.

En el texto der la futura extensión de norma, Interaceituna hace énfasis en la importancia de la promoción de este producto debido a las “incertidumbres” en los mercados y porque más del 67 % de lo que se produce va para el exterior.

Durante los últimos años, según la interprofesional, las exportaciones españolas muestran una “clara tendencia” de estancamiento e, incluso, de descenso en algunos mercados importantes como los países del Este o EEUU, donde es “especialmente preocupante” la entrada de aceitunas de países competidores debido a los aranceles a la aceituna negra española.

Según Interaceituna, en los principales mercados mundiales, el consumidor asocia a la aceituna de mesa con España lo que constituye una “gran ventaja” que el sector tiene que aprovechar.

No obstante, esa asociación no se produce “de forma masiva” ya que hay “divergencias” en la identificación del origen en favor de países como Grecia o Italia.

Por todo ello, la asociación ve “fundamental” reforzar el posicionamiento actual a través de la promoción de la marca “Olives from Spain“.

Dentro de los programas I+D+i, la futura extensión de norma quiere proveer fondos para continuar con programas como Novamesa (búsqueda de alternativas de material vegetal y sistemas de cultivos); la investigación comparativa de variedades de otros países respecto a las autóctonas; investigación de la fertirrigación cálcica en la aceituna de mesa y el proyecto Innolivar, cuyo objetivo es aunar los avances realizados en investigación tanto en olivar de mesa como de almazara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here