La Plataforma del Sector Arrocero de Extremadura ha denunciado el «desinterés y abandono» que este sector sufre por parte de la Unión Europea y ha manifestado su «preocupación» ante la posibilidad de que se continúe favoreciendo la entrada de arroz procedente de Asia, principalmente de la India.

En un comunicado, advierte de esta posibilidad con el aumento del umbral de tolerancia del Triciclazol, materia activa que se usa para combatir la principal enfermedad que padece este cultivo como es la Pyricularia Oryzae.

Se trata de una enfermedad fúngica que provoca grandes pérdidas de producción y de difícil control con las materias activas autorizadas en la actualidad.

Han explicado que han mantenido recientemente una reunión para abordar la situación del sector en Extremadura, cuya continuidad advierten de que está en peligro en las Vegas del Guadiana.

DENUNCIAN UNA «COMPETENCIA DESLEAL ENTRE LOS PAÍSES PRODUCTORES Y UN ENGAÑO A LOS CONSUMIDORES DE DICHOS PRODUCTOS CON ORIGEN EXTRACOMUNITARIO»

Los productores han recordado que el uso del Triciclazol está prohibido en España desde hace años y han puesto en duda que el objetivo de dicha prohibición «sea para conseguir un impacto sanitario y medioambiental positivo», sino «más bien pudiera atender a intereses económicos».

Asimismo, han apuntado que este tipo de decisiones produce una «competencia desleal entre los países productores y un engaño manifiesto a los consumidores de dichos productos con origen extracomunitario».

Desde la plataforma han puesto de manifiesto el «ahorro tan importante de agua» que este sector viene experimentando en los últimos años mediante la aplicación de la técnica de siembra en seco.

Con este sistema y con la práctica de no desaguar y dejar consumir por el propio cultivo hemos se ha conseguido asemejar e incluso mejorar, consumos con respecto a otros cultivos estacionales como el tomate o el maíz, según destacan.

A su juicio, este avance es fruto de la concienciación, el trabajo, el esfuerzo y la voluntad de todos y ha advertido de que no permitirá que se vuelva a dar agua para otros cultivos y que este sector se quede sin regar, tal y como pasó en la campaña de 2022.

La plataforma también han abordado otros asuntos de interés para el sector, entre ellos las ayudas para paliar los efectos de la sequía anunciadas por el Gobierno de España.

En este sentido, han trasladado su «total y absoluto desacuerdo con el reparto propuesto», ya que entienden que no puede percibir un agricultor tomatero 456 euros por hectárea de barbecho referida a la campaña de 2021 y un arrocero 205 euros por la misma hectárea de barbecho en el citado ejercicio.

Por este motivo han trasladado que «no se trata de quitarle nada a nadie, sino que la ayuda sea justa y proporcional» y piden que se revise y se haga con criterio este reparto.

En cuanto a los precios que perciben los agricultores, la plataforma ha trasladado su preocupación, ya que han apuntado que los problemas agronómicos para combatir las malas hierbas y enfermedades del cultivo o los altos costes de producción han provocado el abandono de muchos arroceros.