El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado este lunes 26 la importancia fundamental que va a jugar el Salón Vinoble 2018, que se celebrará en Jerez de la Frontera (Cádiz) entre el 3 y el 5 de junio, a la hora de mostrar internacionalmente “el rico patrimonio vinícola andaluz”.

Así lo ha resaltado Sánchez Haro en la presentación en Londres de la X Edición de este certamen, el único de carácter internacional dedicado exclusivamente a los vinos generosos, de licor y dulces, que en esta ocasión contará con más de 800 referencias de caldos nobles procedentes de más de una decena de países.

Un foro de encuentro y promoción ineludible que se celebra en Jerez, “capital de uno de los vinos españoles más acreditados”

En un acto celebrado en la Embajada de España, y en el que han estado presentes el embajador español ante el Reino Unido, Carlos Bastarreche, y el director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Jerez-Xérès-Sherry, César Saldaña, el consejero ha subrayado que Vinoble 2018 es “un foro de encuentro y promoción ineludible que cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía”, con el simbolismo añadido de que se celebra en Jerez, “capital de uno de los vinos españoles más acreditados”.

Este X Salón volverá a convertirse en escaparate de los caldos “más complejos, especiales y prestigiosos del mundo”, entre los que podrán conocerse propuestas españolas, portuguesas, húngaras, francesas y estadounidenses.

Andalucía estará muy presente en este evento exhibiendo sus “singulares vinos generosos y de licor, únicos en el mundo”, amparados por las cuatro Denominaciones de Origen Protegidas andaluzas.

De las cuatro ha recordado Sánchez Haro sus particularidades, como que los “antiguos y nobles vinos de Jerez” fueron mencionados por Shakespeare y Cervantes o que los Montilla-Moriles de Córdoba inspiraron a Edgar Allan Poe su cuento ‘El barril de amontillado’. De los del Condado de Huelva ha señalado que fueron caldos “de ida y vuelta en los viajes al Nuevo Mundo”, mientras que de los “prestigiosos Málaga” ha rememorado que Catalina la Grande, la emperatriz de Rusia, los declaró libres de impuestos en todos sus reinos.

Los vinos andaluces amparados por estas cuatro Denominaciones de Origen Protegidas exportan a los mercados internacionales por un valor superior a los 80 millones de euros, con el Reino Unido como principal mercado. Estos reconocidos caldos nacen en viñedos que se extienden por 15.400 hectáreas, con uvas de las variedades autóctonas Palomino fino, Pedro Ximénez y Zalamea.