El pulso por el precio de la uva de cara a la próxima vendimia ha arrancado antes de tiempo. Las principales bodegas del Marco de Jerez han empezado a contactar con los viticultores para cerrar los contratos de compra de uva de la presente campaña, para la que las ofertas iniciales –de la que difícilmente se moverán– rondan los 39 céntimos de euro/kilo, siete menos de lo que los productores consideran que sería el umbral de rentabilidad y cubriría costes.

Por eso, los viñistas independientes de Asevi-Asaja, en peligro de extinción por la falta de rentabilidad del viñedo, denuncian que el precio ofertado sigue estando muy por debajo de los costes de producción, no ya de los actuales, sino incluso de los estipulados en el último estudio de costes del cultivo del viñedo del Marco elaborado por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía en el año 2002, es decir, hace casi dos décadas.

Según dicho estudio, según recoge Ángel Espejo en diariodejerez.es, y en base al precio de 34 céntimos/kilos que regía entonces, el umbral de rentabilidad –los costes son iguales a los ingresos– estaba en explotaciones de 35 hectáreas con una productividad media de 11.000 kilos por hectárea, mientras que los viñedos con una superficie inferior a 20 hectáreas, más del 90% del total y en los que los costes se disparan salvo si el titular asume gran parte de las labores, ni siquiera llegaban a ser rentables con producciones superiores a los 14.000 kilos por hectárea.

De acuerdo con el estudio, Asevi-Asaja subraya que el precio medio para alcanzar el umbral de rentabilidad por aquellas fechas era de 46 céntimos/kilo, es decir, siete céntimos por encima del ofertado en la actualidad. Claro que hay que tener en cuenta que en los últimos veinte años se han disparado los costes de producción, tanto de los insumos como fitosanitarios y abonos, como de la mano de obra, que según el convenio colectivo de Viticultura ha pasado de unos 6 euros la hora del año 2002 a los algo más de diez euros del presente.
Ante la alarmante falta de rentabilidad del viñedo del Marco, Asevi-Asaja considera que es el momento de realizar un nuevo estudio de los costes del viñedo, actualizarlo en función de la superficie y los rendimientos, y aplicar el Real Decreto para que los viticultores perciban un precio digno por la uva, que garantice además la calidad de la cosecha.