ASAJA Elche ha celebrado su decimosexta edición del Premio Agricultor del Año. En esta ocasión la distinción ha recaído en la empresa familiar agraria Semiflor Agropecuaria, formada por los hermanos Javier, Patricia y José María Irles. Entre los méritos que acumulan cabe destacar su imparable trayectoria desde hace 30 años; su capacidad de diversificación, habiendo transformado la modesta explotación agrícola y ganadera que creó su padre en una empresa con división agroganadera y viverista de planta de hortaliza, aromáticas y ornamental, que nació como primer vivero de Elche y que hoy en día es referente a nivel provincial y nacional. Además de por fomentar intensamente el relevo generacional.

Precisamente, uno de los méritos que atesoran es este, su esfuerzo y su labor en la diversificación empresarial, abarcando la producción agrícola, con más de 20 hectáreas de alcachofas y otras 20 de alfalfa; la producción ganadera, con más de 1.100 cabezas ovinas, cifra que les convierten en la mayor explotación en Elche; y los semilleros con planta hortícola, de temporada, ornamental y aromática.

“Siempre pendientes de evolucionar, aplicar las nuevas tecnologías y adaptarnos a las necesidades del mercado, hace 30 años que nos dimos cuenta de que eso de sembrar la semilla en el campo de mano del agricultor era una práctica con fecha de caducidad, por lo que decidimos abrir nuestro negocio y apostar por el nicho de la nascencia de la planta, siendo la primera empresa viverista de la zona y, por tanto, pioneros en este tipo de negocio dentro de mundo agrario”, afirma José María Irles. Y así, estos hermanos crearon SEMIFLOR AGROPECUARIA, el primer semillero de planta joven de Elche, que nació con 3.000 metros cuadrados de invernadero y hoy cuenta con unas modernas instalaciones de más de 20.000 metros.

Cabe destacar que esta empresa se diferencia de otros semilleros de la zona en que se han especializado en planta hortícola destinada a pequeñas plantaciones, que es lo que predomina en el Camp d´Elx, como semilleros de tomates, pepinos, calabacín, melón, sandía, todo tipo de verdura de invierno…y más de 20 tipos de hortalizas con infinitas variedades, además de planta aromática destinada a su uso como aceites esenciales e infusiones.

A día de hoy el volumen de negocio de SEMIFLOR alcanza los 20 millones de plantas anuales, producción con la que dan empleo a más de 25 personas.

El relevo generacional es otro de los méritos que han hecho merecedora a esta empresa del galardón otorgado por ASAJA Elche. Y es que, tres generaciones trabajan hoy en SEMIFLOR, ya que recientemente se ha incorporado a ella el hijo de José María, Adrián, que, tras finalizar sus estudios de Ingeniería Agroalimentaria, desarrolla su labor como técnico de invernaderos y apuesta firmemente por la carrera de la innovación, como, por ejemplo, las semillas de cultivos ecológicos, en lo que ya están completamente inmersos.

Por su parte, el presidente de ASAJA Elche, Pedro Valero, considera que “es un honor para nuestra organización entregar esta distinción a una empresa que fomenta el relevo generacional en el sector y que ha sabido diversificar su negocio para adaptarse a los nuevos tiempos y exigencias del mercado. Sin duda, los hermanos Irles, SEMIFLOR AGROPECUARIA, son un ejemplo de equipo bien engranado que trabaja de forma tenaz y responsable por conseguir la máxima eficacia, velar por la calidad en todos los procesos de la cadena de germinación de un cultivo, y distribuir sus productos en la provincia y en toda España. Todo ello, sin descuidar el espíritu emprendedor y de sacrificio de su padre”.

Asimismo, Valero destaca la implicación de los galardonados en la defensa de los intereses de los agricultores del Baix Vinalopó, denunciando los problemas a los que el agro se está enfrentando en los últimos años, como el déficit de agua o los bajos precios, con su participación activa en las dos manifestaciones que recientemente ha organizado ASAJA en Valencia y en el Medio Vinalopó.