Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos denuncia la rápida escalada de precios en el gasóleo B que se lleva sufriendo desde finales de junio de este año, y que, según los datos recogidos, sitúa al precio de este input agrario a finales de septiembre en precios similares a los registrados al comienzo de la invasión rusa a Ucrania. Por eso, reclama mantener las ayudas y la creación de un gasóleo profesional agrario.

Unión de Uniones señala la decisión de la OPEP+, conformada por países exportadores de petróleo, de recortar el bombeo a partir de noviembre de 2023, como la que ha provocado que los precios del petróleo y por tanto del gasóleo B se hayan incrementado desde finales de junio, en concreto, a finales de septiembre el precio es un 18% superior al precio medio en España a 30 de junio.

La organización recalca que esta escalada de precios coloca a los agricultores en una situación nefasta ante las labores de preparación del terreno y de siembra de los cereales de invierno, que suponen un consumo importante del gasóleo, además de otras tantas operaciones agrarias y ganaderas que requieren el uso de combustible.

A este respecto Unión de Uniones reclama que, para mitigar los efectos de esta situación, se proceda a la modificación el RD-ley 5/2023, a través del cual se aprobó la extensión de las ayudas extraordinarias y temporales para la compra de gasóleo agrario y pesquero hasta diciembre, ya que éste contempla una ayuda en el periodo julio-septiembre de 0,1 €/l, mientras que en este tercer trimestre se va a percibir 0,05 €/l; por lo que se reclama mantener el mismo nivel de apoyo ante este importante incremento del coste del gasóleo.

En la misma línea, como viene reivindicando la organización en diversas ocasiones, considera necesario la creación de un gasóleo profesional agrario, de consumo en los usos profesionales de las explotaciones, con un tipo impositivo de IVA rebajado al 10% así como el mínimo establecido para el IEH (0,021 €/l ).

«Si bien es una demanda histórica de la organización que apoyaría a los agricultores y ganaderos profesionales, es ahora cuando más se demuestra la gran utilidad de la misma, apoyando a aquellos titulares que más van a sufrir este incremento de precios», señalan desde Unión de Uniones.

Asimismo propone que el Gobierno modifique la bonificación del IEH, de cara a situarlo de nuevo en los niveles máximos permitidos por la Unión Europea, lo que supondría unos casi 14 millones de euros de ahorro por parte del sector y, por tanto, que se aumente el importe de la devolución a 75,71 €/1000 litros.

Asimismo, Unión de Uniones advierte que, en agosto, los precios mundiales de los fertilizantes volvieron a sufrir aumentos de precio tras meses de bajadas que alejan los precios del valor medio de los últimos años, con incrementos respecto al mes de julio de en torno al 15%, lo que empeora las perspectivas del sector agrario frente a esta nueva campaña.