El precio del aceite de oliva virgen extra sigue por encima de los 3 euros por litro, a pesar del descenso registrado en el último mes, según los datos de los observatorios de precios de Poolred e Infaoliva.

El sistema de información de precios en origen del aceite de oliva Poolred muestra que el aceite de oliva virgen extra cotiza hoy a 3,1 euros por litro, el 0,08 % más que hace una semana, aunque su nivel está por debajo de los 3,3 euros de hace un mes.

El aceite de oliva virgen se vende a 3 euros por litro y el lampante, a 2,78 euros, tras una ligera disminución de su valor en el último mes.

No obstante, los tres tipos de aceites mantienen precios que sigue por encima  de la pasada campaña, en comparación con los de inicio de 2021, tras dejar atrás un ciclo de precios bajos que mermó la rentabilidad de los productores.

Según la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), el aceite de oliva virgen extra de la variedad picual se vende este martes a 3,1 euros por kilo en Jaén y Granada, mientras que el virgen cotiza a 2,9 euros y el lampante, a 2,8 euros.

El último informe de la Comisión Europea refleja un aumento del 64% anual del precio del aceite de origen virgen extra español en junio pasado, un porcentaje superior al de otros países productores como Italia (+35 %) y Grecia (+52 %) con graves problemas de stocks.

En junio, el precio del aceite de oliva virgen español se incrementó el 81% respecto al mismo mes de 2020 y el de lampante subió el 80% en ese periodo.

En su último avance de julio sobre la situación de mercado del sector oleícola, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) apunta que la producción acumulada de la campaña 2020/21 en almazaras se sitúa en 1,38 millones de toneladas, con 1,23 millones de toneladas de salida y unas 437.000 toneladas de existencias.

En 2020, las exportaciones de aceite de oliva español sumaron 2.811,6 millones de euros y las importaciones, 476,2 millones de euros, con un saldo positivo de 2.335,3 millones, según datos oficiales.

Durante el primer semestre de 2021, las empresas que producen y envasan aceite de oliva en España registraron una caída de sus ventas en volumen del 7,5 %, hasta los 160,4 millones de litros.

La comparación de los datos publicados por la patronal Anierac y los de hace un año está condicionada por el fuerte repunte de las compras de aceite registrado en el arranque de la pandemia hace un año, lo que explica en parte esta bajada.

Por categorías, el virgen extra protagonizó el mayor retroceso entre enero y junio con un descenso del 15,5 %, hasta los 63,4 millones de litros.