El debate de la proposición de ley para la regulación de los regadíos de la Corona norte de Doñana se celebrará finalmente en el primer pleno de octubre en el Parlamento andaluz, después de que el PP haya decidido posponerlo para que tenga «un debate propio» y sin interferencias con el debate de investidura de Alberto Núñez Feijóo.

Así lo ha anunciado este miércoles el portavoz parlamentario del PP andaluz, Toni Martín, en rueda de prensa, donde ha explicado que pese a haber anunciado que se iba a incluir en el pleno de esta semana, finalmente ha habido un «debate interno» en el seno del grupo parlamentario donde se ha decidido posponerlo hasta la próxima sesión plenaria.

El motivo, según ha explicado Martín, es la percepción que ha tenido el PP andaluz de las críticas por parte de los grupos de la oposición y algunos medios de comunicación sobre que, al hacerlo coincidir con el debate de investidura de Alberto Núñez Feijóo, se pretendía «tapar» el interés de la proposición de ley.

LA INICIATIVA «NO ES UN CAPRICHO SINO UN COMPROMISO» INCLUIDO EN EL PROGRAMA ELECTORAL Y «NO TIENE NADA QUE VER CON DOÑANA»

«Y como no hay nada mas lejos de la realidad, hemos decidido posponer para al siguiente pleno el debate final de la iniciativa. De esta manera garantizamos que el debate de la misma será propio, limpio y transparente y nadie pueda usar el argumento contra la misma», ha subrayado el dirigente del PP andaluz.

Tras recordar que la iniciativa «no es un capricho sino un compromiso» incluido en el programa electoral del presidente de la Junta, Juanma Moreno, Martín ha indicado que esta proposición de ley es «buena» para Huelva, para el medio ambiente y «no tiene nada que ver con Doñana», y por ello ha pedido que se lea el texto.

Ha recordado que se trata de unos terrenos que «el día de mañana» podrán recibir agua en superficie de los trasvases que el Gobierno de Pedro Sánchez «se comprometió» a hacer, y que si finalmente cuentan con el permiso para que puedan recibir el agua la tendrán, pero ha insistido en que «nada que ver con Doñana».

Ha negado que posponer el debate se deba a unas discrepancias planteadas por la letrada de la comisión parlamentaria que aprobó ayer el dictamen y ha insistido en que el único motivo es el de darle a la iniciativa un «debate propio», y que el texto que se va a debatir y, con toda probabilidad, se va a aprobar, es el que fue aprobado ayer en comisión.

Martín ha insistido en que la proposición de ley tenga «su propio debate» y que no coincida con el «hiperdebate» que se va a producir en el Congreso de los Diputados con la investidura de Núñez Feijóo, y que para que «no quede oscurecido» lo mejor es posponerla al primer pleno de octubre.