La consejera andaluza de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha inaugurado, junto al alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, los tratamientos terciarios de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del municipio roquetero, con los que la comarca del Poniente almeriense se convierte en pionera en la provincia en contar con aguas regeneradas para uso agrícola.

Crespo ha destacado que, en total, «entre esta actuación y los terciarios de El Ejido vamos a alcanzar los 14 hectómetros cúbicos para poner a disposición de los regantes, ocho desde la EDAR de Roquetas de Mar y seis desde la depuradora de El Ejido». Se sumarán también, próximamente, terciarios desde las EDAR de Adra y Balerma.

Carmen Crespo ha calificado como «gran hito para la provincia el poder proporcionar a nuestros agricultores una huella hídrica azul para la comarca, cuna de la producción hortofrutícola». La consejera ha puesto en valor que, «con esta actuación, el 10% de la superficie de cultivo del Poniente almeriense tiene garantizada la suficiencia hídrica con aguas regeneradas para uso agrícola, a pesar de la sequía».

AYUDAS PARA LA CONEXIÓN DE LAS AGUAS REGENERADAS CON LAS COMUNIDADES DE REGANTES

Ha recordado que «uno de los principales objetivos del Gobierno de Andalucía en esta legislatura del agua es precisamente la puesta en marcha y a disposición de infraestructuras hidráulicas como ésta que nos lleven a alcanzar, por un lado, el necesario equilibrio hídrico y, por otro, que nos permitan seguir siendo un ejemplo a seguir en utilización eficiente del agua».

La consejera ha recordado que el Gobierno de Andalucía no se limita a la puesta en marcha de terciarios y que también pone sobre la mesa ayudas para la conexión de las aguas regeneradas con las comunidades de regantes. En este caso, se le ha concedido una subvención de 1,1 millones de euros a la Comunidad de Regantes Sol y Arena para que conduzca estos recursos hídricos hasta el sistema Balsas del Cañuelo.

Crespo ha puesto en valor la apuesta del Ejecutivo andaluz por las aguas regeneradas y ha indicado que «los Presupuestos de la Junta de Andalucía contemplan más disponibilidad de esta fuente hídrica tan necesaria con terciarios en distintos puntos del Levante almeriense, la finalización de los del Poniente almeriense o, ya en la capital, los de El Bobar y El Toyo». Sumando los 14 hectómetros cúbicos de aguas regeneradas del Poniente, con los nuevos Presupuestos se alcanzará la cifra de 40 hectómetros cúbicos de este recurso, con la intención de acabar la legislatura con no menos de 120 hectómetros cúbicos en el conjunto de Andalucía.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha puesto el acento en que «estas actuaciones generan mucho empleo y dan posibilidades a nuestro sector agroalimentario». Además, como ha añadido, «la utilización de aguas regeneradas para regadío supone un importante ahorro de agua para el abastecimiento humano».