El Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado por 522 votos a favor, 23 en contra y 65 abstenciones, el informe llamado «Directiva desayuno», en el que se modifican distintas directivas relacionadas con las normas de comercialización y etiquetado de la miel, zumos de frutas y mermeladas. En el caso de la miel, se deberá incluir el porcentaje y el origen en el etiquetado.

«En el etiquetado de la miel, ha sido la enmienda promovida por los diputados del Grupo Socialista la que ha conseguido la mayoría», ha destacado Clara Aguilera, miembro de la Comisión de Agricultura en la Eurocámara. El texto obliga a mencionar en la etiqueta el país de origen en que la miel haya sido recolectada, indicándolo en la etiqueta de la parte frontal del envase. «Si la miel consiste en una mezcla de mieles recolectadas en varios países, la lista de los países de origen figurará en la etiqueta de la parte frontal del envase por orden decreciente de cantidad, indicando los porcentajes exactos de mezcla, con una tolerancia del 5%», matiza la eurodiputada.

Por su parte, el eurodiputado socialista César Luena, vicepresidente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria ha señalado que, ante el fraude y adulteración de la miel, «el Parlamento ha respaldado por amplia mayoría que se indique su procedencia y se establezca un laboratorio de referencia para detectar adulteraciones». Así, apunta, «damos respuesta a las demandas de los consumidores europeos y a las del sector apícola europeo y español».

Las demandas del sector se han visto reflejadas en el mandato de la Eurocámara, que respalda también la creación de un laboratorio de referencia de la Unión para la miel a fin de mejorar los controles y detectar la adulteración de la miel mediante análisis sistemáticos, utilizando los métodos más recientes para acreditar la autenticidad y la calidad de la miel.

En el caso de los zumos de fruta, se aprueba que en la parte frontal de la etiqueta pueda figurar la indicación «contiene únicamente azúcares naturalmente presentes».