El plátano de Canarias ha logrado salvar en Europa durante dos sus fondos que se mantendrán hasta 2022. Pur eso, la patronal del sector Asprocan se ha mostrado satisfecha con la decisión de Europa de mantener la ficha del programa de apoyo a las producciones agrarias POSEI, aunque reconoce que la UE no ofrece una solución a largo plazo.»Europa mantiene la ficha del programa POSEI después de 2020 instando a los países con territorios RUP [Regiones ultraperiféricas como Canarias] a compensar el 50 por ciento del recorte de la ficha POSEI a través de los fondos de sus respectivas dotaciones de la Política Agraria Común (PAC)», ha explicado la patronal a través de un comunicado.

El presidente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (Asprocan), Domingo Martín Ortega, quiso mandar un «mensaje tranquilizador» a los productores «ya que Bruselas ha resuelto mantener la ficha del POSEI en su nivel actual», lo que recordó era su «objetivo principal», según señala en una nota de prensa.

«El hecho de que los fondos de las dotaciones de la PAC de España, Francia y Portugal deban cubrir el 50 por ciento del POSEI representa, no obstante, un golpe a los derechos constitucionales de las RUP reconocidos en el Tratado de la UE», lamentó.

MANTIENE QUE «LA FALTA DE ACTUALIZACIÓN DE ESTA FICHA DESDE EL 2007 SIGUE SIENDO UNA CAUSA PENDIENTE»

En todo caso, mantuvo que «tras la decisión adoptada hoy por el Trílogo, el Gobierno de España deberá movilizar los fondos europeos asignados a España para cubrir» ese 50 por ciento de recorte, lo que representa 5 millones por año.

«El ministro [de Agricultura, Pesca y Alimentación], Luis Planas, se había comprometido con el sector platanero a que el Gobierno de España no dudaría en realizar la aportación necesaria de la ‘PAC nacional’ para mantener la ficha del POSEI y confiamos plenamente en que así será. Este nuevo mecanismo no se había aplicado nunca en la política agraria de la UE, por lo que, ahora, deben darse todos los pasos necesarios para garantizar que se cumpla esta medida, antes de su entrada en vigor, prevista para el 1 de enero de 2021″, indicó Martín.

Con todo esto, el sector considera que «evita cruzar líneas rojas de supervivencia», aunque mantiene que «la falta de actualización de esta ficha desde el 2007 sigue siendo una causa pendiente» que deja sin resolver la situación a largo plazo «ante la continua política comercial de derribo de la banana de terceros países».