La Guardia Civil ha reforzado este año el plan especial para prevenir los robos en el campo ante el inicio de la campaña de recolección de la aceituna. Además de aumentar los efectivos de los equipos ROCA, este año se refuerzan el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), el Escuadrón de Caballería, drones e incluso del servicio aéreo en caso de ser necesario.

“La campaña de vigilancia se ha adelantado un mes aproximadamente, con el objetivo de que, ante la previsión de una campaña compleja, se incremente la sensación subjetiva de seguridad en el ámbito rural, evitar que se produzcan las sustracciones, y dar una respuesta cuando se registran los hechos delictivos”, ha señalado la subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, tras reunirse con las organizaciones agrarias.

En Jaén, que concentra el 38% de la superficie de olivar de almazara, “la aceituna se ha convertido en un producto muy codiciado por los amigos de lo ajeno”, ha admitido Madueño.

“Se va a reforzar la presencia en el campo y se aumentarán las vigilancias en las almazaras y en los puestos receptores de aceituna”, ha dicho la subdelegada. También se incidirá en la investigación, a través de las unidades de Policía Judicial, del Seprona y de los seis equipos específicos ROCA que trabajan en la provincia.

Al mismo tiempo,se va a intensificar la presencia de patrullas para la vigilancia en caseríos, granjas, explotaciones agropecuarias, zonas de cultivo, instalaciones solares y depósitos de agua.

EN LA CAMPAÑA PASADA, LA GUARDIA CIVIL LOGRÓ RECUPERAR UN 21,8% DE LO ROBADO

Además, se establecerán operativos preventivos en las franjas horarias de mayor incidencia de este tipo de delincuencia y se intensificarán los puntos de verificación de personas y vehículos, así como las inspecciones de establecimientos de compraventa de material usado.

El dispositivo establecido para el inicio de la campaña de recolección de la aceituna se ha visto reforzado en los últimos años con los Equipos ROCA, diseñados para combatir específicamente esta actividad delictiva, con los que se ha incrementado la seguridad de estas explotaciones mediante una vigilancia permanente y una mayor comunicación con los colectivos afectados. En total, en la provincia de Jaén, trabajan seis equipos dedicados exclusivamente a estos cometidos. Están ubicados en Baeza, Martos, Jaén, La Carolina, Andújar y Beas de Segura.

En la campaña pasada la Guardia Civil logró recuperar un 21,8% de lo robado en la campaña 2022-2023, con 56.862 kilos entregados a sus legítimos propietarios, y el número de investigados se sitúo en 101 frente a los 40 de la campaña 2021/2022.

Desde la Subdelegación del Gobierno se pide a los agricultores que colaboren en medida de lo que sea necesario con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dando traslado de la información que pueda ser de utilidad para el desarrollo de la labor preventiva, así como denunciando los hechos delictivos de los que se tenga conocimiento.