La empresa vallisoletana Pistacyl ha iniciado la exportación del pistacho que produce en Castilla y León y que este año prevé alcanzar una cosecha de 40.000 kg, duplicando así la del pasado ejercicio.

En concreto, Pistacyl ha comenzado en este mes de febrero a vender su producto en el mercado irlandés y su objetivo es llegar a exportar el 50% de su producción a otros países principalmente de Europa y también a Japón, donde ya ha establecido los primeros contactos.

Esta empresa familiar cuenta con una plantación de 53 hectáreas con 12.000 árboles de pistacho distribuidos a lo largo de varias fincas situadas en las localidades vallisoletanas de Pozal de Gallinas, Moraleja de las Panaderas y Fresno el Viejo, si bien su previsión es ampliar la superficie de cultivo en el próximo ejercicio con 8 hectáreas más.

PISTACYL HA VENIDO APOSTANDO DESDE SUS ORÍGENES POR LA I+D, DESARROLLANDO HASTA LA FECHA 7 PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

El objetivo es seguir consolidándose como la mayor productora de pistacho de Castilla y León, tras haber duplicado su roducción respeto a la del pasado ejercicio, y también como la primera empresa en comercialización del pistacho al natural, sin ningún tipo de tueste, sal o cualquier otro añadido, lo que evita deteriorar las grasas mono insaturadas propias de este fruto, conservando así todas sus propiedades nutricionales.

Para ello, Pistacyl ha venido apostando desde sus orígenes por la I+D, desarrollando hasta la fecha 7 proyectos de investigación con el CDTI, ITACYL, la Universidad de Valladolid y la Diputación de Valladolid, que le han permitido alcanzar excelentes resultados tanto en el método de cultivo como en la mejora de la calidad del producto.

Este esfuerzo investigador le ha hecho merecedora además del Sello Pyme Innovadora que concede el Ministerio de Economía y Competitividad para reconocer a pequeñas y medianas empresas que cuentan con un gran carácter innovador.

Asimismo, el pistacho de Pistacyl ha obtenido el sello Tierra de Sabor Saludable, que certifica aquellos alimentos que favorecen a los consumidores una alimentación cardioprotectora y que contienen al menos un nutriente cuyo beneficio para la salud haya sido reconocido científicamente.

“Queremos llevar el pistacho del campo a la mesa, evitando cualquier tipo de proceso artificial sobre este producto, que es básico para llevar una dieta sana y equilibrada”, afirma el gerente del Grupo Pistacyl, Alfredo Pérez, quien recuerda que cada 26 de febrero se conmemora el Dia Mundial del Pistacho para poner en valor las propiedades y beneficios para nuestra salud de este milenario fruto seco.