El Parlamento Europeo ha frenado la propuesta de la Comisión Europea para aumentar los límites máximos de residuos del triciclazol. Esta decisión se suma al rechazo previo en noviembre de la Comisión de Medioambiente del Parlamento Europeo para aumentar en los arroces importados el nivel máximo de residuos (LMR) de 0,01 a 0,09 mg/kg, una materia fitosanitaria que está prohibida en los arrozales europeos.

En la sesión de este jueves 14, ha sido el Partido Popular Europeo, con el liderazgo de la vicepresidenta del grupo PPE, Dolors Montserrat, quien ha impedido que salga adelante, con 500 votos de la Eurocámara, la propuesta de la Comisión Europea de aumentar los límites máximos de residuos del triciclazol.

Ha sido en el Pleno del Parlamento Europeo, donde se ha aprobado la propuesta liderada Montserrat, para evitar una medida que “sólo habría beneficiado a los exportadores de terceros países, perjudicando a nuestros agricultores europeos”.

De salir adelante, la medida habría supuesto un aumento de las exportaciones de arroz de países terceros que no compiten con las mismas condiciones, ya que los agricultores de la UE tienen que cumplir requisitos muchos más estrictos en materia de seguridad, lo que supondría una competencia desleal.

Montserrat ha celebrado que, con la victoria en el Pleno de este jueves, la UE da un paso adelante “en la protección, no solo de los arroceros, si no del sector agroalimentario en general, ya que esta medida habría abierto la puerta a otras que perjudicarían a otros productos”.

“Los agricultores de la UE no pueden utilizar actualmente el triciclazol para luchar contra plagas específicas del arroz y por eso nos oponemos a una medida que les perjudicaría, en un contexto en el que ya están sufriendo las consecuencias de la inflación, de la crisis energética y de la situación geopolítica”, ha explicado.

SATISFACCIÓN DE LOS ARROCEROS EUROPEOS

Por su parte, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) se ha felicitado por esta votacion, a la vez que recuerda que había llevado a cabo, directamente y a través de su organización nacional ASAJA y el COPA-COGECA, una intensa campaña reivindicativa dirigida a todos los representantes políticos con competencias en agricultura, seguridad alimentaria y comercio internacional en la Unión Europea. Su presidente Cristóbal Aguado resaltó que “frente a la hipocresía y la doble vara de medir de la Comisión, el Parlamento ha apostado por la coherencia y frente a los intereses comerciales de unos pocos, el Parlamento ha antepuesto la soberanía alimentaria de toda Europa”.

El tesorero de AVA-ASAJA y vicepresidente del grupo de trabajo de cuestiones fitosanitarias del COPA-COGECA, Miguel Minguet, subrayó que “el Parlamento ha aprovechado una oportunidad de oro para demostrar que conoce la realidad, escucha a los agricultores y es suficientemente valiente para oponerse a propuestas hipócritas de la Comisión que nos arrastran al abandono de campos, al desierto y al encarecimiento de la cesta de la compra”.