La invasión de Ucrania ha puesto a medio mundo en crisis y, en gran medida, por la falta de cereal en el mercado. Pero Rusia está utilizando este grano para hacer negocio. El barco ruso Zhibek Zholy, que las autoridades ucranianas afirman que trataba de sacar grano ucraniano del país, ha puesto rumbo a Rusia después de haber estado varios días esperando permiso para entrar en un puerto turco, indicaron a Efe fuentes del comercio marítimo.

«Por lo que sabemos, el barco ruso estaba cargado con grano pero las autoridades aduaneras turcas no le permitieron entrar en el puerto de Karasu», explicó a Efe un empresario de comercio marítimo muy bien conectado con el sector, que pidió mantener el anonimato, ya que el Gobierno turco no se ha pronunciado sobre este asunto.

Esta fuente confirmó que el buque, que anoche aún estaba anclado fuera del puerto, ha partido rumbo a Rusia sin llegar a tocar tierra en Turquía ni descargar su cargamento.

El portal vesselfinder.com, que hace un seguimiento de buques en ruta, informa también de que el barco está de camino a Rusia.

El embajador de Ucrania en Ankara, Vasyl Bodnar, denunció el pasado viernes que el Zhibek Zholy partió de la ciudad ucraniana de Berdiansk, en el Mar negro, ocupada por las tropas rusas que han invadido Ucrania.

Kiev acusa a Rusia de robar el grano ucraniano que se encuentra en las zonas controladas por el Ejército ruso.

Las autoridades porrusas de la región de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, ya reconocieron hace un mes que estaban exportando grano ucraniano por vía terrestre hacia Oriente Medio.

El Zhibek Zholy fue el primer buque mercante en salir de Berdiansk desde el inició de la agresión rusa a Ucrania.

El bloqueo de los puertos ucranianos debido a la invasión rusa está provocando una grave carestía de alimentos en países de Asia y África.

Turquía está actuando de intermediario entre Ucrania y Rusia para llegar a un acuerdo bajo supervisión de Naciones Unidas que permita retomar las exportaciones de grano ucraniano.