La propuesta lanzada por la Unión de Criadores de Toros de Lidia para abrir la puerta a ganaderías de otras asociaciones de raza de lidia reconocidas por el MAPA y unir esfuerzos y trabajo ha muerto antes de nacer si quiera. Ante la falta de respuesta de las otras asociaciones, la UCTL ha decidido retirar la propuesta lanzada a finales de noviembre.

A final de noviembre, la UCTL lanzó un comunicado a los medios y a las redes sociales informando sobre su intención de formar un solo bloque ganadero de bravo, en vez de los cinco que existen en la actualidad, para defender sus intereses, economizar gastos y hacerse más fuertes como sector. Esta misiva aireada sin conocimiento de muchos de los asociados, y planteada en la Asamblea del 15 de octubre, despertó confusión entre los ganaderos pertenecientes a la UCTL al no haber sido avisados previamente. Ahora, la Unión de Criadores de Toros de Lidia ha enviado una circular a todos sus asociados lamentando “profundamente” que se haya producido una situación de desconcierto y confusión

En la carta, a la que ha tenido acceso lagacetadesalamanca.es, aclara repetidamente que en esa Asamblea “no se adoptó ningún acuerdo sobre la propuesta de incorporación de asociaciones de bravo” sino que “únicamente” se aprobaron las cuentas del ejercicio 2019 y el presupuesto para 2020; y recoge además que el presidente expuso ante la propuesta que se estaba analizando de apertura de acceso de UCTL para ganaderías de todas las asociaciones de bravo, de forma que se generara una única interlocución, y la gestión del Libro Genealógico a través de una plataforma única de la que ya dispone a través de uctl.es, lo que lógicamente conllevaría una reducción de gastos y, por tanto, una reducción de las cuotas de los ganaderos.

Y además, matizaba: “El presidente añadió que quisiera contar con el apoyo de la Asamblea para continuar las gestiones necesarias con las asociaciones y desarrollar la política que garantice la viabilidad del sector, así como el mantenimiento de la gestión del Libro Genealógico, ante lo que los asistentes no mostraron oposición. Reafirmando Antonio Bañuelos, el nuevo presidente, que una vez desarrollados los contactos con las asociaciones se sometería a una Asamblea Extraordinaria presencial cuando sanitariamente fuera posible”.

En la circular remitida ahora a los ganaderos de la UCTL puntualiza que una vez transcurrido el plazo facilitado a las asociaciones y no obtener respuesta según se solicitaba, informa que suspende la iniciativa que únicamente “buscaba ofrecer una solución sostenible como raza representada en una única interlocución”, tal y como le han solicitado reiteradamente las propias administraciones, y concluye matizando tres puntos: Que la Directiva no aprobó un proyecto sino su iniciación; que en la Asamblea nunca se le propuso aprobar ninguna propuesta a incorporar otras asociaciones; y que esta iniciativa queda suspendida, al no haber recibido respuesta de otras asociaciones.