La crisis de materias primas también está afectando a la maquinaria agrícola, que en estos últimos años está a la vanguardia tecnológica y, por lo tanto, la falta de chips semiconductores se está haciendo notar, en la disponibilidad de los aperos, tractores y cosechadoras, lo que provoca que se dispare el mercado de segunda mano.

El sector agrario es muy receptivo a las nuevas tendencias en la maquinaria que precisa para el trabajo en el campo, y actualmente se está viendo penalizado en los precios, que están subiendo de manera importante, y también por los plazos de entrega, que en muchos casos sobrepasan los seis meses e incluso el año, según recoge Asaja Palencia, que asume que hay incluso miedo a un desabastecimiento.

Esta situación está favoreciendo el mercado de segunda mano, muy importante en el campo, que está experimentando muchas ventas, como recoge tractorista.es, ante la imposibilidad de esperar a que se solucione el problema de las entregas de maquinaria nueva, que en algunos casos, como los tractores más avanzados tecnológicamente pueden alargarse muchos meses.

AVANCE IMPARABLE DE LAS NUEVAS TECNOLOGIAS EN EL CAMPO

Y buena prueba de este problema es que esta sementera ha registrado un nuevo récord de agricultores conectados en un mismo día en la Red de Sistemas de Navegación por Satélite en Castilla y León. En concreto han sido 1.273 los agricultores que han estado conectados un mismo día, y fue el 27 de octubre, en plena sementera.

Los nuevas formas de hacer los trabajos del campo, como es la agricultura de precisión usando el sistema de autoguiado, se están haciendo un hueco muy importante en Castilla y León y están transformando la agricultura tradicional, beneficiándose de las nuevas tecnologías.

Los tractores y nuevas cosechadoras, ya vienen de serie equipados con las nuevas tecnologías, unas herramientas que se antojan imprescindibles para acometer todos los retos que tienen planteados agricultores y ganaderos desde el punto de vista ambiental y social. Actualmente en Castilla Y León, hay más de 7.000 agricultores conectados a la Red de Navegación por Satélite.